Hasta las sociedades más primitivas tienen un respeto innato por los locos...

La ley de la calle. F.F. Coppola