Fin de semana excepcional, GRACIAS a Ada Menéndez y GRACIAS INFINITAS A Raquel. Un verdadero placer. Un oasis, en cierto modo.