Las muñecas

de ambos brazos

llevan ya las marcas

exactas

del corte.