Un
poema
es
un
agujero
letal.


Pero hay
versos cuadriculados,
poetas cuadriculados


(y miedosos)


que no saben de la desolación


ni de la muerte.


(En el poema
cavo mi tumba)



SONAMBULO
ANGEL GUACHE