El próximo 20 de diciembre, en el Teatro Filarmónica de Oviedo, Vaudí Cavalcanti ofrecerá un concierto con la mejor música y ritmos de Brasil. Parte de la recaudación del concierto se destinará a Asturias Acoge, por lo que desde aquí querem...os agradecer a Vaudí su colaboración.

Las entradas se encuentran ya a la venta en: http://www.cajastur.es/tiquexpress/...

Si no puedes asistir, invita a un amigo. Puedes hacerlo:

- Comprando directamente la entrada y entregándola en la asociación, señalando que es para invitar a un amigo. De esa manera podrán disfrutar del concierto personas usuarias de Asturias Acoge.

- Ingresando el dinero de la entrada en la cuenta de Asturias Acoge 2048 0163 33 3400002226 señalando en el concepto CONCIERTO VAUDÍ: INVITO A UN AMIGO.

No os lo podéis perder. ¡Os esperamos!
Ver más


 
ANTE EL MISTERIO
 
 
FRANCISCO ALBA
 
 
 
El Dolor traspasa todas las cosas de este mundo. Y quien más lo siente es el hombre, que está desplazado de la naturaleza, fuera de lugar. Pensar es una aberración para la naturaleza. Sin el hombre el mundo no sería mundo, pero habría algo inocente, todo estaría en su sitio. Por eso necesitamos coger un puñado de tierra y olerla o acariciar a un animal. Gracias a la industrialización y a la razón físico-matemática hemos perdido nuestras raíces y lo pagamos con psiquiatras. Además tenemos la Historia, que se ha hecho con sangre y matanzas. Todo lo que tenemos y que pomposamente llamamos progreso proviene de la guerra: de los saqueos, las violaciones y las masacres. Caminamos en la vida dando tumbos y pisando tumbas.
 
Creo que el hombre es malo. Tiene buenas palabras, pero se engaña a sí mismo (cuando no es abiertamente perverso y tiene el poder en sus manos) creyéndose generoso, pero eso es una máscara que esconde su egoísmo, su astucia y su crueldad. Los hombres no son claros, ni leales. Mataron a Sócrates y a Cristo, pero aclamaron a asesinos de masas. Hay que tener en cuenta, por decirlo en su descargo, que mantenerse vivo en un mundo como éste nos obliga a competir a muerte por la comida, la casa y todo lo demás, incluido algún lujo. Devorar o ser devorado. Al final quien nos pone en nuestro sitio es la muerte, que nos barre de este mundo para siempre. ¿Qué hombre con un mínimo de sensibilidad no ha invocado a la muerte, no la ha llamado a gritos al menos una vez en su vida? No hemos pedido nacer, nos han escupido a este mundo; todo lo que tenemos y somos es prestado por la naturaleza. Inventamos a Dios para explicar este sórdido laberinto y con eso se alimentan las religiones y los hombres más repulsivos de todos, que son los clérigos. En realidad somos muñecos de nuestras pasiones. Todo es vanidad.

La ciega evolución debería haberse detenido en los vegetales. La anatomía de los animales nos produce repugnancia y náuseas: las vísceras, la sangre, los nervios. Preguntemos a un forense lo bonitos que somos por dentro.

No creo que en este mundo ocurran desgracias, es que el mundo es ya, en sí mismo, una Desgracia. No me explico de otra manera tanto sufrimiento sin sentido para una vida que tiene la consistencia de un sueño y que es tan breve, tan miserablemente corta como la nuestra.
 
 
http://www.selvadevariaopinion.blogspot.com.es/

Escritura del dolor, conciencia de las palabras

Ana Vega refleja en su poemario Auschwitz 13 el sufrimiento que viene de lejos y se perpetúa en el presente

 
Marcelino Iglesias
 
 
 
 
Auschwitz 13. Ana Vega. Amargord Ediciones, Madrid, 1913
 
 
 
 Que no abran las páginas de este libro quienes busquen una lectura reconfortante o fácil. Porque quien por primera vez lea a Ana Vega y esté exento de prejuicios literarios acusará al punto el impacto de una escritura sin concesiones: palabra acerada -como el corte del cuchillo al rasgar la piel, al desgarrar la carne-, de un laconismo inquietante, brevedad intensa de la expresión. Y así se van sucediendo los fragmentos -¿poesía sin las ataduras del verso?, ¿prosa poética? Literatura sin más-, haces de luz que, como las ráfagas de sus potentes reflectores, iluminan aquí y allá rincones del campo, que dejan al desnudo con sus fogonazos una crueldad sin límites, ejercida tan gratuitamente, tan sistemática y productiva: restos de lo que fueron seres humanos, masa apilada, huesos que serán rentabilizados como pastillas de jabón o grava para las flamantes carreteras del Reich.
Es la de Ana Vega una pintura realizada con las manos enfangadas de dolor, y un pincel que gotea percutiendo en la conciencia: tiras de piel, jirones de carne, cabellos adheridos a la superficie del lienzo. No hay aguarrás que limpie ese pincel que refleja el sufrimiento de una parte de la humanidad sometida a violencia extrema. Y un insoportable hedor que no disipa el transcurso del tiempo, que se perpetúa en la conciencia. Artesanos del mal, ejecutores y verdugos cambian, se transforman, pero el daño infligido permanece inalterable a lo largo del tiempo; viene de atrás y fluye en ese río que se perpetúa. Pero en esas páginas de la infamia universal los campos de concentración alcanzan una de sus más elevadas cotas de cantidad y perversa calidad.
El lector, ya atrapado en la red, continúa leyendo. Palabra tensa, filo incisivo del lenguaje. Un látigo cimbrea amenazador en el aire, descarga su golpe seco: herida limpia en zigzag, en la piel marcada con el signo identificador, esa estrella proscrita. El látigo incrusta su letra en la piel, brota la sangre, tinta roja a borbotones, escritura del dolor, persistencia en la memoria, imborrable huella reptiliana.
Y mientras al leer iba calando en el ánimo la aflicción por el sufrimiento de las víctimas -compenetración y empatía-, se filtró el nombre de Paul Celan, quien consiguió escapar aquella noche en que supo que iban a por ellos, pero no logró que lo hicieran sus padres: "Perdóname, madre, por escribir en la lengua de tus asesinos". Y el de Adorno y la polémica suscitada: ¿Es posible la poesía después de Auschwitz? Y el de Hanna Arendt y su no menos polémica consideración sobre la banalidad del mal. Y el de Jean Amèry, superviviente en varios campos y torturado con saña: el puño del policía acaba con una parte de nuestra vida que nunca vuelve a despertar. Y el de Primo Levi y su trilogía sobre el campo que, como epítome del mal programado, evoca con intención Ana Vega en su título.
Ése es el ámbito del sufrimiento y éste su espacio literario. Ya el propio epígrafe Auschwitz 13 remite a una topografía del horror: procedimientos eficaces para exterminar a un pueblo (¿y ellos ahora, se pregunta inquieto el lector, qué están haciendo con los palestinos?) con criterios de rentabilidad económica y eficacia productiva. Víctimas y verdugos: descenso al infierno del miedo, del de entonces, del de siempre, del que se perpetúa también en la distancia corta, entre las paredes del hogar, amargo y terrorífico hogar tantas desdichadas veces; ese recinto -en nada sagrado entonces- en que tantas barbaridades se perpetran, que tanto sufrimiento y violencia cobijan. Significativamente, además de Auschwitz el título lleva como apéndice el número 13, el del año en curso: la pervivencia del dolor que, aunque haya alcanzado su cenit en los campos de concentración, viene de lejos, se perpetúa hasta hoy: "Él dijo: No, jamás golpear a un animal herido. El perro se alejó renqueando mientras el hombre sonreía botella en mano. Él dijo: No es de hombres, nunca he pegado a una mujer. Fue entonces cuando una niña entró en el lugar y despacio, muy lentamente, se quitó el vestido y abrió sus vísceras rotas por dentro. He ahí el origen de la hipocresía".
Y así, en estas intensas páginas, se van encadenando los fragmentos, muestra de esa rama fecunda de la literatura que se ha ido decantando por lo breve, porque acaso, como señaló Canetti, abarcar una totalidad de la vida sólo sea ya posible en lo fragmentario.
Acabado el libro, el lector levanta la cabeza, alivia la tensión con un suspiro hondo: tiene la seguridad de hallarse, recordando a Antonio Machado, ante una voz y no un eco; ante una escritura más que desnuda, desgarrada, que no incurre en el fácil recurso del patetismo, que ahonda sin concesiones en el dolor, que patentiza la desnudez de las víctimas, siempre inermes ante el verdugo. Sin duda, Ana Vega estará de acuerdo con Susan Sontag en que el escritor es el sufridor ejemplar: como ser humano, sufre; como escritor, transforma su sufrimiento en arte.
En suma, lenguaje tensado hacia la exactitud (así definía la poesía Paul Valèry), acerado y sin fisuras, que golpea muy adentro: aquí el lector no se puede escapar por la gatera; no la hay. Está también él solo ante el horror: Mírate al espejo. ¿Qué ves reflejado? ¿Qué hubieras hecho tú, caso de haber sido un guardián del campo? "Creamos monstruos y luego los ejecutamos. También hipocresía interna del inocente. Todos llevamos las manos manchadas de sangre". Lector consternado. Silencio. La escritura: ¿catarsis? Cómo dudarlo siquiera: las palabras no son inocentes, tienen conciencia. Y la literatura supone una forma de estar en la vida, de verla y de transmitirla desde la perspectiva de quien escribe. Y por qué escribir.
Cuando a Robert Walser, internado en el manicomio de Herisau, un amigo le preguntó si escribía, el paseante maestro de lo breve le respondió lapidario: "No estoy aquí para escribir, sino para enloquecer". Tal vez por el convencimiento de que este desquiciado mundo que habitamos sea un extenso frenopático vallado, algunos escriben: para no enloquecer ante tanto sinsentido, ante tanto sufrimiento y dolor, sobrecogidos al enfrentarse al corazón de las tinieblas: "¡El horror! ¡El horror!".


http://www.lne.es/cultura/2013/12/02/escritura-dolor-conciencia-palabras/1508812.html
 
 
 
 
 
 
Acaba de volver de Ecuador y se prepara para irse a Argentina y escalar, en compañía de Indalecio Blanco, montañero de El Entrego con una minusvalía del 66% que afecta a sus cuatro extremidades. Fue la primera mujer española en superar el reto de las Siete Cumbres y su currículum como alpinista es impresionante, pero la falta de patrocinadores frena sus proyectos.
 
Javier Fernández, Oviedo
 
Rosa Fernández (Cangas del Narcea, 1960) tratará de alcanzar junto a Indalecio Blanco la cima del Aconcagua (6960,8 metros de altura). Fue la primera mujer española en superar el reto de las Siete Cumbres y su currículum como alpinista es impresionante. Aún así, las dificultades para obtener patrocinadores frenan sus proyectos. Algo que no consiguió el cáncer de mamá que sufrió en 2009. “El deporte, los retos y levantarme todos los días con ilusión pensando que el cáncer pasaría pronto y que volvería a hacer lo que me gusta fue muy importante”, dice. Considera que las rutas asturianas deberían estar más cuidadas y mejor señalizadas y lamenta que deportistas como el piragüista Manolo Busto no puedan competir por falta de apoyo financiero.
–¿Cómo ha sido la experiencia del proyecto ‘Escaladas Solidarias’?
–Fue el pasado mes de junio y estuvimos en Ecuador con un fin deportivo y también solidario. Recaudamos fondos para la Asociación para la Promoción del Turismo Adaptado en Asturias (APTAA). Lo que hicimos fue acumular metros ascendidos subiendo varios volcanes ecuatorianos y terminando en El Chimborazo, que es el más alto. Esos metros ascendidos se convirtieron en material para esta asociación a través de la empresa Fluor, que fue la que colaboró con nosotros junto con ASAC y Vodafone.
–De experiencia solidaria en experiencia solidaria. A principios de enero se va al Aconcagua.
–Sí. Es un proyecto también bastante duro. Porque es el Aconcagua y porque me voy con Indalecio Blanco, que tiene una discapacidad motora del 66%. Va a ser difícil para mí porque no tengo experiencia con personas discapacitadas y serán 21 días en la montaña, que es el tiempo que te permiten quedarte. Yo espero que en esos 21 días podamos subir y no haya que aumentar el permiso.
–El Aconcagua ya lo conoce, ése será un punto a su favor.
–La montaña la conozco y no podemos decir que sea difícil pero, claro, estamos hablando de un 7.000 metros. Y, por la persona que me acompaña, tendremos que medir el riesgo de otra manera y el ataque a la cima será totalmente diferente, con la posibilidad de montar 4 ó 5 campamentos de altura para que pueda subir.
–Es la primera mujer española que completó el reto de las siete cumbres: no piensa en ocasiones que con su currículum y si fuese futbolista tendría una vida totalmente diferente.
–(Ríe) La verdad es que a todo el mundo le gustaría ser un buen futbolista. Es un deporte de masas que mueve muchísima gente y de ahí los sueldazos y los reconocimientos. A la montaña va menos gente y mujeres tampoco somos muchas, aunque cada vez va habiendo más. Yo creo que lo más importante es hacer lo que te gusta y yo tengo la suerte de hacerlo.
–¿Es complicado obtener promotores?
–Muy complicado, sobre todo ahora. Cuando hice el reto de las siete cumbres, en 2006, todo era muchísimo más fácil. Ahora mismo sería totalmente imposible.
–Imposible, ¿así de radical?
–Sí, sí. Totalmente impensable.
–¿No habría de donde sacar el dinero?
–Necesitaría un patrocinador muy fuerte, como un banco o una gran empresa de telefonía móvil.
–Habla de que hay pocas alpinistas, ¿qué barreras se ha encontrado por el hecho de ser mujer?
–En la montaña somos todos iguales; nadie te va a llevar la mochila por ser mujer. Allí eres una más. Pero a la hora de conseguir promotores es más difícil. Recuerdo que cuando buscaba patrocinios para ir al Everest en 2003 me miraban de arriba a abajo: “Va a ser que ésta no va a subir al Everest…” Si va un chico fuerte, puede que les convenza con mayor facilidad.
–En 2009 sufrió un cáncer de mama. ¿Pensó en dejar el alpinismo?
–No, para nada. Este deporte fue muy importante para mí y me ayudó mucho. Pero el cáncer fue mi montaña más difícil porque era algo con lo que no contaba en ese momento. El 2009 era para mí un año de ‘diez’ porque lo tenía todo: patrocinadores, físicamente me encontraba muy bien y tenía un proyecto grande. Y de repente se me chafó todo. ¿Qué piensas? Pues que es algo pasajero y que tienes que salir adelante. No sólo no pensé en esperar para volver, sino que les dije a los médicos que teníamos que organizarnos porque tenía un proyecto muy grande y me tenía que marchar. No me pude ir en marzo pero sí en junio, porque me suspendieron el tratamiento un mes después de la radioterapia y la quimioterapia. Recuerdo que el médico me dijo: “Si te vas a morir, por un mes que suspendamos el tratamiento te vas a morir igual (ríe). Si tu cabeza te dice que es importante que estés en la montaña, te dejaremos que lo hagas”. Estuve a 7.000 metros de altura casi un mes en el Broad Peak y no me importaba subir o no subir. Lo que quería es hacer de nuevo lo que realmente me gusta. Me ayudó muchísimo, me pasé el tratamiento pensando: “Un mes menos, dos meses menos… rápidamente podré estar otra vez haciendo lo que me gusta”.
–¿Diría que el alpinismo fue una parte más del tratamiento?
–Sí. El deporte, los retos y levantarme todos los días con ilusión pensando que el cáncer pasaría pronto y que volvería a hacer lo que me gusta fue muy importante.
–Durante el tratamiento pensaba en la montaña, ¿en la montaña pensaba que el cáncer era una losa más con la que cargar?
–No, para nada. Cuando estoy allí disfruto mucho de lo que hago y eso es lo realmente importante. Desde 7.000 metros de altura los problemas se ven más pequeños, como el resto de las cosas. Bueno, son montañas en las que pasas días malos también. A veces dices: “¿Qué hago aquí? No voy a volver más”. Pero bajas, pasa una semana y las cosas malas, como ocurre en el resto de aspectos de la vida, siempre se te olvidan. Te quedas con lo bueno, que es lo que hace que vuelvas otra vez.
–El alpinismo es un deporte duro y alguna vez ha tenido que dar la vuelta antes de hacer cima. ¿Por qué está tan enganchada?
–Sí, hay veces que tienes que dar la vuelta. Soy experta en eso también (Ríe). Es duro, pero tiene algo que sólo entendemos los que lo hacemos.
–Siente que deportes minoritarios como el alpinismo están discriminados.
–Sí. Los medios de comunicación juegan un papel importante, si se les dedicase más espacio habría más interés.
–¿Se siente maltratada por las instituciones?
–Yo no, pero es cierto que se podría apoyar más el deporte y volcarse más con los deportistas. Manolo Busto, por ejemplo, es diez veces campeón del mundo y es muy triste que este año no pueda acudir a todos los campeonatos porque no tiene dinero. Eso es muy duro, sólo pasa aquí en Asturias.
–Usted se las va arreglando. Además del alpinismo ha formado un equipo ciclista femenino.
–Cuando estaba con el tratamiento del cáncer hubo un momento en el que no podía irme y pensé en hacer algo que me motivase y me mantuviese ocupada. Estaba con gente que empezaba a rodar, me daba un paseo con ellas y conocía gente nueva. Los chicos me decían: “Cuando seáis 6, me avisas” (Ríe). Ahora mismo somos 50 socias y hay gente yendo a competiciones y marchas.
–De vuelta al alpinismo, llama la atención que los ‘sherpas’ no aparezcan en los récords.
–Hasta hace unos años, ahora han cambiado su forma de pensar y actuar y ya hay dos que han terminado los 14 ocho miles, algo que era impensable hace poco tiempo. Para ellos, las montañas eran su medio de trabajo.
–¿Cómo es la relación de un alpinista con su ‘sherpa’?
–El mío es como mi hermano, mi padre y, sobre todo, mi compañero de escalada. Es muy importante conocerse bien porque tu vida va a depender de la persona que va contigo.
–Por Asturias ¿ha tenido oportunidad de hacer algo últimamente?
–He estado hace poco en Ubiña, en Los Castillines, y está todo guapísimo, hay bastante nieve. Aquí, en nuestras montañas, es donde más disfruto.
–Hay quejas que apuntan que las rutas están descuidadas y mal señalizadas.
–Deberían señalizar rutas fáciles y zonas donde va menos gente para que todo el mundo tenga acceso a ello. Si vienes de fuera y no conoces nada, es importante que tengas información y que no te vayas a perder.
–¿Hay afición y cantera en Asturias?
–Hay afición, pero es difícil encontrar un grupo de montaña que tenga gente joven.
–¿Cómo se puede enganchar a los jóvenes?
–Te puedo decir que de las chicas del club de ciclismo hay unas cuantas que han empezado hace un par de años y están encantadas. Es importante que haya alguien que motive un poco y que se lo pasen bien con la gente que salen. Si te meten en un grupo de gente mayor…
–Parecen todo barreras.
–La montaña está ahí y hay que intentarlo.
–¿Qué montañas la han marcado más?
–La Everest, porque fueron años pensando en ella. Me costó mucho llegar allí y subir. La disfruté muchísimo.
–¿En qué piensa cuando llega a la cima?
–Solo piensas en bajar (Ríe). Una montaña no la terminas hasta que vuelves al campo base, que es cuando lo vas a celebrar. Los mayores riesgos se dan en la bajada.
¿Tuvo alguna vez un accidente grave?
–Una vez pasé mucho miedo y pensé que nos quedábamos allí. Fue en el Annapurna el año pasado. Hubo una avalancha por la noche que tapó las tiendas. Salimos de las tiendas sin todo el equipo necesario y nos salvamos porque a la hora u hora y media dejó de nevar y pudimos recuperar todo el material.
–¿Cómo se mantiene la calma en una situación tan extrema?
–Es difícil, pero no te queda otra. Tienes que concentrarte y pensar que va a haber un milagro, que va a parar de nevar y vas a salir como sea, cuando llega ese momento en el que sientes inseguridad y piensas que cada ruido es una avalancha… Decidí irme a casa porque cuando vas con miedo es aún más fácil que te pase algo.
–¿En qué se apoya para volver?
–En que te gusta mucho y en todas las cosas positivas que tiene la montaña.
–¿Qué planes tiene para después del Aconcagua?
–Si encuentro patrocinadores, iré al K2 en junio. Y, si no, me tendré que conformar con hacer una montaña más pequeña.
–¿Ya ha pensado cual será su última montaña?
–No, para nada. Aún tengo muchos deberes por hacer. (Ríe).
 
 
Carta abierta al Ministro de Educación, Cultura y Deporte
La contrarreforma educativa quizás sería comprensible en una postguerra fatídica pero es injustificable con un capitalismo sin enemigo a combatir



Sr. Wert:
Lo reconozco: estoy obsesionada con usted. Ha conseguido soliviantar mi memoria, tan acallada y vestirla de luto. Me presento: exprofesora de la Universidad de Oviedo, jubilada. En tiempos inicuos de la patria, nací a este mundo, un día de Abril del año que inauguró el Nuevo Orden de fasces y lágrimas; de espesos silencios y gloriosos himnos de Amaneceres azules.
Sr. Wert, es usted Ministro. El conocimiento de nuestra historia reciente se le supone. Recordará que, con el atolondramiento del Triunfo militar y el conato de empezar la historia, mediante la innovación retrógrada de enseñanzas y conocimientos sumisos, se tomaron unas medidas de limpieza de sangre política (nunca mejor dicho) muy eficaces. Entre ellas, la eliminación del Cuerpo de Magisterio así como el de Correos y Telégrafos: se cortaron de raíz las vías de la Educación y las Comunicaciones, que habían empezado a desarrollarse, a contratiempos, durante los breves años de la IIRepública. En consecuencia, quien ahora se dirige a usted, no pudo ir a una Escuela. No había Escuelas Públicas y, si algún local arruinado o destartalado quedaba en pie, no había maestros. Brotaron Colegios religiosos, de pago, alejados del pueblo. Haga un esfuerzo, Sr. Ministro, y póngase en mi lugar de muchos. Imagine: diez años, diez (1939-1949), sin escuela, sin sentarse en un pupitre, con su agujero para el tintero; sin ver mapas en la pared; ni cuadernos, ni pizarras, ni lápices de colores; sin la compañía de niños y niñas para jugar en clase o hacer novillos, como Pinocho; sin Cartilla, ni Catón, ni libros de cuentos ¿Y entonces? -se preguntará, con natural incredulidad. Siempre nos quedará un periódico, benditos sean: el ABC, por ejemplo. Como se lo digo: en casa, bajo la mirada, la tutela y el estómago vacío del padre: A- B- C, y de la D a la Z entre las letras grandes de los titulares; después la letra menuita, en fila india, como hormigas ¿o como inmigrantes camino hacia Melilla? Puro desciframiento. ¿Entender el periódico?, ¿comprensión lectora? Vaya usted a saber. De vez en cuando, prácticas en una Cartilla prestada, con dibujos y todo. Leer tenía su intríngulis, su gracia y mucho misterio, pero el esfuerzo, aliviado solo por la curiosidad, resultaba agotador. Así que protesta y una petición insoslayable: “¡Quiero ir a la escuela de D. Valentín!”, un maestro algo “desafecto” que daba clases en su casa y que me recibió, sin pagar, bien avanzado el curso 48-49. Contra todo pronóstico: Examen de Ingreso. Bachillerato en otra ciudad. Beca, con su ineludible rendición de cuentas y resultados, “output”, pero sin el “input” de libros, recursos, buena alimentación, habitación propia. Primer cuaderno, a los 15 años ¡se acabaron los pretextos y los múltiples inventos, para ocultar la vergüenza de no tener el instrumental necesario para hacer los deberes: carencia de recursos escolares, como parte de la privación material generalizada ¿Se hace cargo de la humillación que eso supone, en plena adolescencia, Sr Ministro? Pero la vida escolar continúa y se aprende necesariamente por obsesión y por ósmosis. De pronto, un parón: anemia por el no-comer proteínas; peligro de ir a mayores. Preventivamente, al Preventorio. Desarraigo. En Ontaneda, todo es húmedo y verde y se come, se canta y se baila, se hacen excursiones, se visitan cuevas del Castillo y la Pasiega. Se olvida el exilio, los miasmas se van, salen a la cara los colores. Regreso al Sur, perdido un curso. Vuelta a empezar, sin beca. Nueva solicitud; angustiosa espera de respuesta. Con la beca recuperada, la posibilidad de tener algún libro y cuaderno y plumas. Cada comienzo de curso, a la puerta del Instituto, la algarabía por el trueque y compraventa de libros usados, auténticos manuales que rotaban de mano en mano, con glosas en los márgenes, con señales de dedos grasientos, algún borrón y alguna hoja perdida. Pero esos “manuales” ya no eran suficientes. Había que leer más. Otra exigencia enérgica: abrir para mí las vitrinas que guardaban los libros que necesitaba. Pero no eran para prestar a una niña. Insistencia: ¡pero los necesito y los quiero! Consultas a dirección. Por fin, la llave al bedel y vitrinas abiertas. Así aprendí que cuando el deseo arraiga y su razón de ser se sostiene obsesivamente y se expresa con ingenuidad y sin tapujos, se pueden abrir incluso las solemnes y elegantes vitrinas de un Instituto. Pero lo más increíble: esa actitud pedigüeña, Sr. Ministro, no tendría que haberse producido de haber dispuesto de la biblioteca familiar cuyos libros, como en tantas casas de los “malísimos” de entonces, tuvieron que ser quemados en la lumbre de las cocinas, para esquivar el trabajo de los bomberos de azul y camisa nueva, Fahrenheit 451, que se presentaban en las casas, arrojaban los libros al fuego y se llevaban al dueño para darle el “paseo”. Cosas de la Revolución Futurista Conservadora. Usted sabe que no invento, porque su Gobierno, con su inestimable colaboración ideológica, nos retrotrae obstinadamente a los tiempos aquellos del “Auto de Fe” celebrado el 23 de Abril del 39 en el patio de la Universidad Central de Madrid. Ahora, todavía, no hay “braseros” pero sí expulsiones a la intemperie de demasiados jóvenes suficientemente preparados, nuestras fuerzas productivas más necesarias en la era del Conocimiento y la Innovación.
Basten estas pinceladas, que ya me duele al alma. Imagino que se estará preguntando a qué viene traer a colación ese pasado negro, tan fuera de lugar. “¿Qué tengo yo que ver?, ¿qué querrá de mí?” Comprendo su incomodidad y perplejidad, pero:
-Lo que le relato no es algo personal de un pasado acabado, sino el presente de ese pasado que está ocurriendo aquí y ahora. Un presente de privaciones materiales de toda clase y todo género, que es experimentado y vivido por demasiadas familias, niños, adolescentes y jóvenes. Un presente robado a tantas vidas minúsculas, en aras del Gran Futuro perfecto; un presente pro futuro, que debería ser fecundo pero que está siendo cercenado por decisiones políticas torpes, malsanas y por la inquina supersticiosa de una ideología sádica, moral y cognitivamente suicida.
-Sr. Ministro: ni usted ni el Gobierno que le sustenta tienen derecho a remover el cieno y el limo depositado en tantas memorias rotas. Se me descoyunta el entendimiento y me duele la barriga y me suena el corazón, cada vez que oigo, veo (todos los días) a madres quejándose de que sus hijos no tienen libros y han de utilizar fotocopias; que niños se marean en clase porque no han desayunado y ni comer pueden ya en la escuela; que maestros y profesores tienen que lidiar con más alumnos de la cuenta; y trabajar más horas y cobrar menos; que a quienes necesitan una atención especial (niños o adolescentes con diversos grados de autismo, dislexias, tristezas, etc.) se les deja a su ser, sin advertir que el cuidado, la observación profesional de esos “fallos” o diferencias personales es lo que contribuye al avance y desarrollo del conocimiento y la ciencia y con ello a la plasmación de la conciencia y la capacidad de amar, caracteres básicos de la condición humana.
-Sr. Wert, explicite sus preferencias: ¿La Excelencia de unos pocos y la marginación humillante de los más?, ¿Innovación Tecnológica soltera o renovación colectiva de las reglas democráticas?, ¿cómplice en la administración calculada de sedantes a jóvenes y mayores para facilitar la asfixia total o valor para retroceder en la carrera hacia el atolladero? Lo sabe: no se puede servir simultáneamente a la democracia y al fascismo; al conocimiento libre y a la superstición atenazante.
-La contrarreforma de la Enseñanza que ha emprendido tan aguerridamente, quizás sería comprensible en una postguerra fatídica pero es injustificable en la situación actual con un capitalismo sin enemigo a combatir y con un adversario pasmado y distanciado de sí mismo ante la avalancha de medidas políticas disparatadas y opresivas. Sr Wert no imite a Procusto: no se sienta obligado por el poder de Nadie, a cortar los pies, la cabeza y las manos del conocimiento y la cultura. ¡No se puede desperdiciar ningún talento!
Se preguntaba qué quería de usted. Esto: dos pasos atrás para Rectificar o un paso largo adelante para Dimitir. No espere a que haya que decírselo dándole un empujón para que se caiga por las escaleras de su Olimpo.
Gracias por su atención y salud
[P.S. Empieza a clarear. Marea alta. Las olas van y vienen, amenazantes, con rapidez desconocida. Un hombre apoyado en la barandilla, medio doblado, como a punto de caerse. Me acerco. ¿Se encuentra mal? Sí. ¿Le llevo a casa o al Hotel? Al Parlamento. ¡Estamos en Gijón, Sr!. En avión, por favor. Un taxi. En el aeropuerto, un equipo de seguridad se hace cargo del Ministro. Gracias, me dice. Haga saber que haré una declaración urgente sobre mi última voluntad política y sobre la decisión que he tomado. Buen viaje, Sr. Wert. Quedamos a la espera].
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
 
El Asociación Xuvenil Mezá organiza el VI Outono de Bual
 
 
 
 
 
 
 
 
Os días 6 y 7 de dicembre, organizao pol Asociación Xuvenil Mezá, ha a celebrarse en Bual (Asturias) el VI Outono de Bual, festival de música, arte y lliteratura que se lleva fendo dende el ano 2008 y que ten como fin motivar y dar un pouco de vida al occidente asturiano.

Este ano, as xornadas pasan a denominarse Outono de Bual, antias chamadas Outono Cultural, y han a ferse en dous días. Como xa é d’avezo, estas sesióis van tar cargadas d’actos culturales. El venres día 6 vei ferse a presentación das xornadas na Casa da Cultura de Bual. Nella van participar dalgús nembros organizadores del Asociación Xuvenil Mezá y José Antonio Barrientos, alcalde de Bual. Despóis, y pr’arrancar col Outono, vei ferse un magosto nel Recinto Ferial de Bual de Riba, nel que, aparte de castañas y viño, hemos a cuntar cua presencia del grupo de gaitas Os Pampirolos de Grandas, que xa van tar de tarde tocando y cantando pollos bares da villa cua festa nomada «Pasa-pasabares 2013».

El sábado 7 van ferse a mayoría das actividades, como sempre, na Casa da Cultura: ás doce vei ter cabida a presentación del llibro novo de Miguel Rodríguez Monteavaro, "Todos os tristes de mayo" (Trabe, 2013), poeta bualés que forma parte del organización del Outono. Esta presentación é a primeira que se fai nel llugar natal del autor y nella ha a participar, a parte del escritor, Esther Prieto, responsable da editorial Trabe.

A tarde ha a concentrarse en dous dos actos. Ás 17:30 hemos a ter a charla titulada «Espacios colectivos en Asturias: La Madreña, La Casa Azul, Cambalache y La Semiente. Propostas y futuro», a cargo de Delfín Valdés, activista y músico del Entregu, que vén da parte de La Semiente; d'Eva Martínez, colaboradora del Local Cambalache d’Uvieo; Faustino Loi, de La Casa Azul de Navia, y de Jara Coscuruella, úa das responsables del CSOA La Madreña d’Uvieo. Despóis da conferencia vén a música. El grupo que fusiona jazz con tradición asturiana formao por Mapi Quintana y Elías García vei fer un concerto íntimo que forma parte de xira que tán dando por Asturias y que vei concluir cua grabación del sou primeiro disco.

Llougo, de noite, vei haber máis actividades. Antias de nada, a cía: este ano vamos fer, como novedá, un comedor popular con precios asequibles pra todos os que se quiran achegar y pra todos os que quiran colaborar (haberá menú vexetariano y menú pra nenos). Despóis, nel Recinto Ferial de Bual de Riba, ha a ser el concerto del grupo de «mecigayu-ska» La Tarrancha, que chega a Bual por segundo ano consecutivo pr’amostrar al público qué significa a palabra diversión. Al remate del concerto vamos poder cuntar col grupo madrileño Skainhead, que vén por primeira vez al occidente asturiano pra presentar a súa «Gira de fin de año 2013». Esta banda foi formada en 2007 y ten xa dous discos y úa maqueta y a súa forma d’entender a música básase la publicación íntegra dos sous álbumes a internet de forma llibre, sin cuntar con discográficas nin deretos d’autor. Esta sesión musical nocturna é parte da novedá del Outono del ano pasao, que tuvo muito búa acoyida por parte del público.

Os actos van ser de baldre. A cultura asequible pral público é a base da filosofía del Asociación Xuvenil Mezá, que xa ta conseguindo afianzarse y ferse un furaco dentro das entidades organizadoras d’eventos de relevancia cultural en Asturias.

Este ano, como os últimos, el Outono nun recibíu subvención por parte de Política Llingüística y, cua escusa da crisis, féxose verdadeiramente difícil el organización das xornadas. 

Pol Outono Cultural xa pasaron noutros anos nomes tan relevantes na sociedá como Alfredo González, Gerardo Díaz Quirós, Pepe el Ferreiro, Martxelo Otamendi, Pablo Texón, Txetxu Altube, Michael Lee Wolfe, Jacobo de Miguel ou a xente de Felpeyu, Vallarna, Espido y Tuenda. Esta é úa señal inequívoca de qu’as xornadas que s’han vivir el 7 de dicembre en Bual xa forman parte da cultura popular asturiana.

Programa completo
 
Venres 6 de dicembre

19:30. Presentación de VI Outono de Bual.
20:00. Pasa-pasabares 2013.
22:30. Magosto nel Recinto Ferial de Bual de Riba. Cos Pampirolos.


Sábado 7 de dicembre

12:00 Presentación de "Todos os tristes de mayo", de Miguel Rodríguez Monteavaro.
Con Esther Prieto.
17:30. Mesa redonda: «Espacios colectivos en Asturias: La Madreña, La Casa Azul,
Cambalache y La Semiente. Propostas y futuro».
19:30. Concerto: Mapi Quintana & Elías García.
22:00. Comedor con precios populares.
00:30. Concertos: La Tarrancha + Skainhead.

--
Asociación Xuvenil Mezá


video

ESCALADAS SOLIDARIAS 2013
 
Lo primero gracias a FLUOR por apoyar esta iniciativa, también a ASAC y Vodafone por su colaboración.
 Muy importante mencionar mis patrocinadores Asturias paraíso Natural, Ternera Asturiana y Friobas pues sin ellos no podría estar hoy aquí.
 
La actividad que hicimos este año, bajo el  nombre de “ESCALADAS SOLIDARIAS”, se puso en marcha aquí en Asturias, con una original actividad. Partimos de la playa de Gijon, en bicicleta, y con un recorrido de 95 km  alcanzamos el pueblo de Tuiza de Arriba.
Junto a  las Hand Bike del colectivo APTAA  Asociacion para la promoción del turismo adaptado en Asturias,  hicimos  el tramo entre Mieres y Ujo, en una inolvidable experiencia.
En Tuiza dejamos las bicis  para continuar desde el mismo punto, caminando y trepando hasta alcanzar nuestro objetivo, la cumbre de Peña Ubiña, el punto mas alto de la Cordillera Cantabrica en su parte asturiana
Estuvimos 28 personas en la cumbre y unos 3000m de desnivel acumulado, la mayor parte de estas personas  nunca habian subido una montaña de 2000m.
Esta  actividad nos ha servido de tarjeta de presentacion de lo que hicimos en Ecuador.., partimos , un grupo de  11   personas, 7 de ellas mujeres del club Una  a  una, con destino a Ecuador para escalar varias montañas, cada una mas alta que la anterior, para rematar con la ascensión al Chimborazo, de  6300 metros y que tiene la particularidad de ser el punto mas alejado del centro de la tiera, debido a que la Tierra es una esfera achatada. Llevaba dos años
 
Con estas Escaladas Solidarias buccamos unir el entusiasmo que ponemos nosostros en las actividades deportivas con la vocación de la empresa FLUOR de colaborar en eventos solidarios.
Esto nos aporta a todos aún mayor motivación para que los proyectos salgan adelante y tambien les damos mayor visibilidad.
 
Hemos ideado una manera de medir este enfoque solidario, y se trata  de dar un valor economico por cada metro ascendido . Hemos sumado unos 90.000m que la empresa FLUOR  ha transformado en en una cantidad de dinero destinado a comprar material adaptado para la asociación APTA
 
Estamos aquí para presentaros el documental, regresamos cargados de  buenas experiencias y con el deseo que nuestro entusiamo contagie y anime a  mas personas a poner en marcha las iniciativas de  todo tipo.
Muchas gracias a Fluor, Asac y Vodafone  a los medios de comunicación, a la asociación de discapacitados , a los deportistas que tengo a mi alrededor, y a todos vosotros por estar aquí.
 
 
Hola a todas y todos, esta semana comenzamos la 9ª Feria del libro, a la que estáis todxs invitadxs. Aquí va un recordatorio de las actividades de estos días. El programa completo lo encontraréis en nuestra web: www.localcambalache.org

9ª FERIA DEL LIBRO, DEL 21 AL 30 DE NOVIEMBRE EN EL LOCAL CAMBALACHE
jueves 21, lunes 25 y miércoles 27, de 19 a 21h. Tentativa del cuento infinito. Taller de narrativa. Coordina: Héctor Gómez Navarro, del colectivo Hesperya. Plazo límite de inscripción: martes 19 de noviembre. Plazas limitadas. Matrícula: 6 euros.
En este taller trabajaremos sobre cómo contar nuestras historias. Veremos cómo hacer nuestro lenguaje lo más rico y expresivo que sea posible. Observaremos las distintas maneras de construir y presentar personajes. Pensaremos sobre la figura del narrador y la mirada a la realidad desde la que se alza la ficción narrativa. Y sobre todo, escribiremos. [más info].



viernes 22 a las 19.30h. Mucho más que libros. Mesa redonda con la participación de proyectos sociales asturianos: La Manzorga Espaciu Cultural (Xixón), La Ponte Ecomuséu (Villanueva de Santo Adriano) y La Caracola, Iniciativas sociales (Corvera).
Los tres proyectos tienen en común la presencia de los libros en sus espacios, pero cada uno de ellos es, además, una muestra de las iniciativas de economía social que se están creando en Asturies en los últimos años.


a las 21.30h. Lectura de relatos en memoria de Gonzalo Romero Izarra, autor, entre otros, de libros como La escuela (h)echa pedazos y Palabras liberadas, impulsor de la revista Rescoldos y amigo y compañero desde su labor en la Asociación Candela.
Recital de poesía y presentación del libro: Todos os tristes de mayo (Trabe, 2012). Presenta: Miguel Rodríguez Monteavaro (autor).
Sin deixar d'apuntar de xeito mui residual dellas coordenadas básicas da súa obra anterior, como a presencia da naturaleza ou a visión circular del tempo, Miguel Rodríguez Monteavaro quer máis avanzar nel sou camín llírico y zampar úa berrida colectiva y xeneracional de reigaño urbano ben marcao, unde se deixa ver a violencia da posmodernidá, a incomunicación del ser humano, a sordidez da noite, a dificultá de vivir ou a crueldá da divinidá. Aborda un imaxinario pop con actitú punk y, a pesar d'identificar felicidá con falacia y tristeza con realidá, nun para de lluitar por tocar a lluz y cola entre os sous versos sacudiyóis de sensibilidá.



sábado 23 de 16 a 19h. Seminario: Feminismos negros. Con Mercedes Jabardo, coordinadora del libro Feminismos negros. Una antología (Traficantes de Sueños, 2012). El Seminario es abierto, pero es necesaria la inscripción previa. Plazo límite de inscripción: martes 19 de noviembre.
“Este volumen recoge aportaciones de las más relevantes pensadoras y activistas feministas negras, estadounidenses y británicas, desde el siglo XIX hasta nuestros días. Su selección compone una historia singular de los pliegues del debate teórico y político que contribuyeron a construir y que tanto perturbó al movimiento feminista blanco. Sojourner Truth, Ida Wells, Patricia Hills Collins, Angela Davis, Carol Stack, Hazel Carby, Pratibha Parmar, Jayne Ifekwunigwe, Magdalene Ang-Lygate. Las feministas negras desarrollaron epistemologías y prácticas políticas que daban cuenta de su propia situación: no todas las mujeres sufren la misma opresión; el género, la clase, la «raza» y la sexualidad son ejes de opresión articulados; existe la opresión entre mujeres. Este grito de empoderamiento transformó el feminismo en general con una batería de críticas concretas que apuntaban a la posición de las feministas blancas en temas tales como el capitalismo, el colonialismo, la migración, la familia y la sexualidad. Pero las feministas negras tuvieron otra virtud: escaparon al cierre de las políticas de la identidad en una pelea constante contra todo tipo de categoría esencializadora y reductora de la complejidad social, incluido el elemento racial. Dicho de otro modo, anunciaron que las necesarias alianzas entre mujeres se deben basar en lo que una hace, no en lo que una es.
[A las personas inscritas se les propondrá la lectura previa de alguno de los capítulos del libro, a la venta en Cambalache y de descarga gratuita en www.traficantes.net].



a las 20h. Presentación de la publicación periódica feminista La Madeja nº 4: Amores (Cambalache, 2013). Presentan: Celia García e Irene S. Choya (equipo de redacción).
No es fácil reflexionar sobre los vínculos que nos ligan a lxs otrxs, sobre relaciones que parecen tan naturales pero que de a poco vamos descubriendo que son también consecuencia de procesos históricos, políticos, sociales pero sobre todo personales: porque las relaciones amorosas no están ahí, dadas de una vez y para siempre, sino que actualizan de un modo singular la historia y las fuerzas de esos vínculos en nuestros cuerpos. Este número es entonces una apuesta: se trata de pensar, dejar, soltar, crecer, re-inventar, imaginar, confiar, sentir, compartir la creencia y la vivencia de los diversos modos en que amamos. Porque los amores nos con-mueven, nos movilizan siempre junto a otrxs.









LIBRERÍA CERVANTES
OVIEDO
19 de Noviembre de 2013
19:00

Presentación de 'Auschwitz 13', de Ana Vega

Libro extremo, difícil, un modo de tensar la cuerda con la escritura hasta la pureza casi total, la esencia. Indagación en el dolor, en el momento actual y en la historia que se repite, en la clasificación eterna de verdugo y víctima. Libro que invita a la reflexión.







  

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA
 
 
EL PARAÍSO DESNUDO
 
 
Del 22 de noviembre al 18 de diciembre
 
FALCÓN ESPACIO CREATIVO
 
 
Ana Vega (prologo y poesías) sobre música del productor asturiano Juan Rico.
 
La exposición estará amenizada con un dj set especial a manos de Roberto Olay.
 
Tras la inauguración habrá una fiesta Family club (C/ Oscura, 18. Oviedo) a partir de las 11pm con música de dj Graceman y Roberto Olay.
 
Durante la fiesta se proyectarán fotos y vídeo de Pelayo Zurrón.




 
 
 
“EL PARAÍSO DESNUDO”
 
Muchas son las luces que marcan el camino de nuestra vida,
pero dicen que sólo una nos conduce al paraíso.
Existen muchos paraísos,
pero ninguno es eterno.
¿Es el paraíso una realidad onírica,
o es en realidad un mundo somático?
Un mundo tan real como la suave brisa que excita al mar,
o como la dulce roca de mineral salado,
como el misterioso verde del profundo bosque.
Un mundo lleno de momentos suspendidos.
Momentos que apresar, al suave vuelo de nuestro caminar.
Todo un cúmulo de elementos vitales
repletos de formas, curvas, y esencias
que nos envuelven sin darnos cuenta.
Elementos que suspiran erotismo,
hasta en lo más profundo de sus poros.
Una belleza obviada y despreciada
por una sociedad que avanza desmesuradamente
hacia una luz cegadora.
Una luz que promete abrir las puertas del nuevo paraíso.
Una luz que nos obliga a avanzar
sin dejarnos disfrutar del único paraíso posible.
 Éste, nuestro Edén.

Pelayo Zurrón
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
EL PARAISO DESNUDO
                                                                                                      Ana Vega
 
 
El cuerpo a veces tomado como recipiente tan sólo, o incluso objeto, ahora, en este siglo, objeto de consumo, objeto de escaso valor, objeto, al fin y al cabo, producto de este capitalismo feroz; el cuerpo como víctima de la deshumanización, no sólo del arte, sino del mundo.  Cómo el cuerpo es herido y convertido en arma de poder, cómo el cuerpo es violado y maltratado, vendido, carne y sólo carne o bien parte del engranaje de una economía que nos devora lentamente.
Surge entonces la necesidad de retomar el cuerpo como núcleo original, como relación única con el otro, con su vinculación a la naturaleza de la que surge y nace y también hacia otros cuerpos que a modo de nudo se enlazan y forman cordada íntima hasta provocar una nueva vida.
El cuerpo es un objeto de valor incalculable. Su medida aquí es tomada con sabiduría, el cuerpo frente a la roca, frente al mar, el cuerpo deslizándose y fluyendo y formando una especie de magma primigenio, volviendo al ser, a su lugar de origen y sintiendo entonces cómo la energía fluye y se limpia  y se vuelve pura puesto que hemos devuelto el cuerpo a su lugar.
Vemos en la ciudad la devastación del rostro y la carne, los efectos y la agonía del cuerpo que se siente extraño en un mundo creado a base de mentira, hipocresía, llanto del débil, he ahí que el cuerpo en ocasiones se devore a si mismo, llegue a desaparecer incluso pues su instinto natural ha sido arrancado. El cuerpo del ciudadano de a pie es el cuerpo de la norma, la regla, las ataduras. Un cuerpo frente al mar o la roca es siempre un cuerpo abierto, libre, y esa libertad del cuerpo se rescata ahora en estas fotografías desde donde fluye una intensa y poderosa energía ancestral que nos atraviesa mirada y corazón, y con cada pálpito recuperamos esa conciencia muerta o anestesiada de libertad, de fusión con el medio, de perdernos en él y vemos, comprobamos como el cuerpo es parte fundamental del paisaje y a él debe volver. No dejemos que nadie secuestre nuestras almas o ponga precio o utilice o comercie con este cuerpo tan sediento de ofrecerse desnudo al sol, pisar la arena o el camino, o piedra o roca, trepar incluso a través de ella, o dejar que el mar limpie todo el pasado que se nos ha adherido a los huesos. Nada más efectivo que dejar que el agua limpie todas nuestras contradicciones, cada dolor, cada recuerdo, que el hombre y la mujer que vuelven a la orilla apenas se reconozcan más tarde. Que nadie imponga regla alguna a las maneras del cuerpo y sus formas, a su modo de estar en el mundo. El poder es nuestro, no de ellos.

CONCURSO DISEÑO Y DIBUXO XXXI NOITE CELTA DE PORCÍA

 

El Asociación Cultural Alameda, con sede nel Franco (co. El Franco), convoca dende hoi mesmo y hasta el próximo 31 de xeneiro de 2014 a participar a tod@s @s interesaos / -adas nel I Concurso de diseño y dibuxos coa vista posta na celebración da XXXI Noite Celta de Porcía el prósimo sábado 30 d’agosto de 2014.

Neste  concurso poden participar todas as personas interesadas que quiran fer chegar el sou diseño ou dibuxo al Asociación Cultural Alameda, col fin de poder ser usaos por esta asociación nos sous productos conmemorativos da XXXI Noite Celta de Porcía, ou como ésta determine.

·         A temática dos diseños presentaos ha a ser “XXXI Noite Celta de Porcía”. Os diseños ou dibuxos que se presenten nun van poder tar xa usaos pra outra cousa ou con outro fin qu’este concurso.

·         Os diseños gráficos ou dibuxos poderán mandarse por correo ellectrónico á dirección noiteceltaporcia@hotmail.com ou á seguinte dirección postal, tendo qu’aparecer, neste caso, el nome y apellidos da persona que participa, D.N.I., teléfono y correo ellectrónico:

A.C. Alameda

El Armayor, s/n

33746 – El Franco (co. El Franco)

·         Quen se presente al concurso nun debera usar más de 3 colores nel sou diseño.

·         El ganador ou ganadora ha a escoyerse durante el mes de febreiro. Namás saberse quén é, ha a comunicárseye personalmente dende el A.C. Alameda. Despós ha a darse axeitada publicidá al nome y condición de quen ganóu.

·         Os qu’escoyan al ganador ou ganadora han a ser nembros del A.C. Alameda y os expertos nel diseño gráfico qu’el organización determine. El xurao nun vai atender recursos nin protestas sobre a súa decisión.

·         El diseño ou dibuxo ganador vai quedar á disposición del organización d’este Concurso pra os usos qu’esta determine. El diseño ou dibuxo ganador vai poder ter algús cambeos si fai falta fellos por especificacióis técnicas al hora del sou uso.

·         El premio d’este concurso é simbólico. Quen gane llevará consigo dúas camisetas conmemorativas da XXXI Noite Celta de Porcía y úa caxa de sidra. Entregaráseye el día da Noite Celta de Porcía de 2014, ás 11 da noite nel Campo del Alameda (El Franco).

·         Participar neste concurso lleva consigo aceptar estas bases.

 

Más información: noiteceltaporcia@hotmail.com

 

 

 

CONCURSO DISEÑO Y DIBUJO XXXI NOITE CELTA DE PORCÍA

 

La Asociación Cultural Alameda, con sede en el Franco (co. El Franco), convoca desde hoy mismo y hasta el próximo 31 de enero de 2014 a participar a tod@s l@s interesa@s en el I Concurso de diseño y dibuxos de cara a la celebración de la XXXI Noite Celta de Porcía el próximo sábado 30 de agosto de 2014.

En el presente  concurso pueden participar todas aquellas personas interesadas que deseen hacer llegar su diseño o dibujo a la Asociación Cultural Alameda con el fin ser utilizados, en caso de resultar ganador/a, por esta asociación en los productos conmemorativos de la XXXI Noite Celta de Porcía, o como esta determine.

·         La temática de los diseños presentados será “XXXI Noite Celta de Porcía”. Los diseños o dibujos presentados serán originales y por ello no podrán haber sido ya utilizados ni para otro fin que el de este concurso.

·         Los envíos de los diseños gráficos podrán hacerse mediante correo electrónico a la dirección noiteceltaporcia@hotmail.com o a la siguiente dirección postal, debiendo aparecer en ellos el nombre y apellidos de la persona que participa, D.N.I., teléfono y correo electrónico:

A.C. Alameda

El Armayor, s/n

33746 – El Franco (co. El Franco)

·         Quien se presente al concurso no deberá usar más de 3 colores en su diseño o dibujo.

·         El ganador o ganadora será seleccionado durante el mes de febrero. Tras conocerse, se le comunicará el resultado personalmente por parte de la A.C. Alameda. Posteriormente se le dará adecuada publicidad al nombre y condición de la persona ganadora.

·         El jurado estará compuesto por miembros de la A.C. Alameda y los expertos en diseño gráfico que la organización determine. La decisión del jurado no se podrá recurrir.

·         El diseño o dibujo ganador quedará a disposición de la organización de este Concurso para los usos que esta determine. El diseño ou dibujo ganador podrá sufrir algunas modificaciones si por especificaciones técnicas es preciso.

·         El premio de este concurso es simbólico. Al ganador o ganadora de este concurso, aparte de recibir adecuada publicidad de esta condición,  se le entregarán dos camisetas conmemorativas de la XXXI Noite Celta de Porcía y una caja de sidra. Esto ocurrirá el día de la XXXI Noite Celta de Porcía, a las 11 de la noche en el Campo del Alameda (El Franco).

·         Participar en este concurso conlleva aceptar estas bases.

Más información: noiteceltaporcia@hotmail.com