Ana Vega, nacida en Oviedo en 1977, ha participado en la antología de joven poesía asturiana La palabra Compartida (Oviedo, 1997), en el proyecto Poesía en Caja de Eider Goñi Uribeetxeberria para la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo, en los libros colectivos Ladran los perros (Ed. Pluma Libre, Perú, 2007), el libro homenaje al pintor Carlos Álvarez Cabrero Lecturas de un mundo dibujado, el libro A quien conmigo va, Poesía en Valdediós (Círculo Cultural de Valdediós, 2007), Palabras con Ángel editado por la Asociación de Escritores de Asturias, el cuaderno de grabados Mitología Asturiana elaborado por Fermín Santos y Carlos Álvarez Cabrero (Ediciones Pata Negra, 2009), el estudio realizado por el escritor Carlos X. Ardavín Trabanco Poetas asturianos para el siglo XXI (Gijón, Ed. Trea, 2009), la antología La manera de recogerse el pelo coordinada por David González y publicada por la editorial Bartleby en 2010. la antología Poesía en los bares editado por Groenlandia y la antología de poesía erótica PervertiDos, editado por Traspiés (2012). Libros publicados: El cuaderno griego (Universos, 2008), Breve testimonio de una mirada (Amargord,2009), Realidad Paralela (Groenlandia, ed. Digital), La edad de los lagartos (Origami, 2011), Llanquihue (Huerga & Fierro, 2012) , Herrumbre (Groenlandia, 2012) y Al xeito del tambor (Trabe, 2013). Ha colaborado en diversas revistas literarias, como la ya desaparecida Pretexto, Fábula, Luzdegás,Trasversales, Magenta (Perú), Clarín y otros medios como el diario La Nueva España y Oviedo Diario. Sus textos han sido traducidos al inglés y publicados en revistas como Pembrouk Magazine y Dublín Poetry Review. Accésit del XXVI Premio Nacional de Poesía “Hernán Esquío” 2008. Coordinadora del taller de poesía de Talleres de Escritura Sinjania, del taller de poesía de la Universidad de Oviedo impartido en 2009 en el Colegio Mayor “San Gregorio”, el taller y encuentros literarios organizados en La Casa de las Lenguas de la Universidad de Oviedo, bajo el nombre de “Literatúrate”, taller de escritura creativa en el I.E.S “Leopoldo Alas Clarín”, ponente y coordinadora de taller de escritura creativa en el curso “Del espacio en blanco al producto:desarrollando la creatividad” de Extensión Universitaria, columnista en Les Noticies, Oviedo Diario. Conferencia en la Facultad de Filosofía a través del Círculo Hermenéutico de la universidad de Oviedo sobre los distintos aspectos y proceso que engloba la escritura y la creatividad bajo el título de: “Escribir: Creación y Creatividad. Actuaciones de Spoken Word con diversos músicos (Edu Vázquez, Angelina Fernández, Toli Morilla...) y formaciones en el Aula de las metáforas de la Casa de Cultura de Grado, Casa de Cultura de Noreña (“Palabra y jazz”) Letrista del espectáculo infantil creado por el fagotista John Falcone y su quinteto de músicos: “La Tortuga y otros cuentos”. Representado este año en las distintas salas de la obra social y cultural de Cajastur.

Participa en el Salón Erótico de Asturias, EROS, presentación de libros y lectura de poesía erótica realizada por primera vez en este festival. Ha colaborado en la sección “Café con libros” del programa cultural ContreSentidos de la Televisión del Principado de Asturias y participado en diversos proyectos conjuntos con artistas plásticos como Juan Falcón.

Premio de la Crítica de las Letras Asturianas 2011.

Protagonista del documental dirigido por la realizadora asturiana Melania Fraga “Eu soi quen fun”, 2012,

Presentado en diferentes centros culturales regionales y nacionales.







CANDELA HERRERA GARCIA


REPRESENTANTE , ASESORA LEGAL Y JURÍDICA


candelaherrera@telecable.es


Tfno: 984086673

_________________
MANAGEMENT
KARMEN CAMBRES
_____________________

Ana Vega

elcuadernogriego@gmail.com

Mi foto
"Tampoco es casual que los lobos y los coyotes, los osos y las mujeres inconformistas tengan una fama parecida. Todos ellos comparten unos arquetipos instintivos semejantes y,como tales, se les considera erróneamente poco gratos, total y congénitamente peligrosos y voraces" "Dicen que hay un lugar en el desierto en el que el espíritu de las mujeres y el espíritu de los lobos se reúnen a través del tiempo" Huesera, loba, mujer salvaje... Clarissa Pinkola Estés.
PAGINA PRINCIPAL

ENTRADAS
Jueves 29 de Enero:Cómo introducir los libros en
edades tempranas. Cómo deben ser. Cómo motivar a
los niños a la lectura. La importancia de la lectura desde
edades tempranas.

 Ponente : Ana Vega. Escritora
 
 
 
 

En Sinjania [Traducción. Edición. Escritura] estamos especializados en la formación online de escritores, traductores y profesionales del lenguaje, la comunicación y la edición.
Conoce nuestra oferta de cursos:
  • Cursos profesionales, pensados para aquellos interesados en formarse en el ámbito de la edición, la traducción o la creación de libros digitales o apps, con el objetivo de ampliar las habilidades y herramientas del alumno a la hora de centrarse en un campo específico de su carrera laboral.
  • Cursos de escritura, orientados a la creación y crítica literaria: cursos de narrativa, escritura fantástica, relato o tutorías personalizadas que son una invitación a escribir.
Además, en nuestro blog encontrarás consejos de escritura, trucos para promocionar tu obra en las redes sociales, temas de interés para traductores y mucho más. En Sinjania queremos ayudarte en tu formación y conseguir que disfrutes con ella.

INFORMACIÓN: www.sinjania.es
Quizá muchos y muchas deberíamos escribir la misma carta....

 "Quiero insistir ante usted para alegar algo que es para mí muy esencial. El puesto, que pedido por usted al presidente Ortiz o al general Justo, tengo la seguridad de que me sería concedido. Ambos me conocen. (...) Hace 24 años -desde los 16- que hago periodismo, que trabajo como mejor puedo por la cultura del país. Un puesto digno y si fuera posible, un puesto desde el cual pudiera servir de algún modo con mis aptitudes, me libraría de momentos como este que me ha obligado a acudir a usted. No quiero, don Enrique, hacer depender el pan de mis hijos de esta cosa inestable que es aquí el periodismo y teatro. Teniendo una base en un puesto, mi labor periodística y teatral ganarían".
Pablo Suero.
 
Carta fechada el 25 de abril de 1939, dirigida al escritor Enrique Larreta - que amablemente nos hace llegar Ricardo Valerga, bibliotecario del Museo de Arte Español Enrique Larreta en Buenos Aires- le expone su gratitud por algún préstamo anterior y, acto seguido, lo apremia a ayudarle.
 
 
 
Artículo "Las vidas olvidadas de Pablo Suero: gaucho, pendenciero y sentimental" escrito por Mirtha Mansilla y Alfonso López Alfonso del número 113 de la revista Clarín.


TALLERES DE CREACIÓN Y CREATIVIDAD
 
ESPACIO DE ARTE "LOLA ORATO"
 
Coordinadora: Ana Vega
 




 
 
 

 


 
 
 

 
 
 
 

 




EL LENGUAJE DE LOS PUÑOS (VOL 2, 3 Y 4) PREVENTA: - El libro será firmado y numerado por el autor. - Edición exclusiva de 78 libros. - Se mandará a partir del 30 de septiembre. - Si adquieres otros libros en el pedido serán enviados junto al libro en preventa en la fecha indicada anteriormente! - 556 páginas con el estudio de la poesía de David González a un precio insuperable de 16€. El lenguaje de los puños, título de la Antología Crítica de la Poesía de David González, abarca cuatro volúmenes con tramos comprendidos entre 1997-2000, 2001-2003, 2004-2007 y 2008-2013. Nuestro cometido ha sido el de reunir las distintas voces que, durante estos años, se han pronunciado en la prensa y en internet sobre la obra del poeta nacido en San Andrés de los Tacones. De tal modo que el libro no obedece al estudio escrito por un único autor, como viene siendo habitual en esta clase de ensayos críticos, sino que constituye una pluralidad de versiones y opiniones (unas a favor, otras en contra, pero ninguna caracterizada por la tibieza, pues la poesía y la figura de David González levantan odios y pasiones, jamás indiferencias). Y, con los años, estos volúmenes tal vez puedan convertirse en una especie de manuales de referencia: los lugares donde comprobar cómo los escritores y los críticos y los lectores de su tiempo vieron a David González, en mi opinión uno de los más grandes poetas contemporáneos. José Ángel Barrueco

En Sinjania [Traducción. Edición. Escritura] estamos especializados en la formación online de escritores, traductores y profesionales del lenguaje, la comunicación y la edición.




Conoce nuestra oferta de cursos:



•Cursos profesionales, pensados para aquellos interesados en formarse en el ámbito de la edición, la traduc...ción o la creación de libros digitales o apps, con el objetivo de ampliar las habilidades y herramientas del alumno a la hora de centrarse en un campo específico de su carrera laboral.

•Cursos de escritura, orientados a la creación y crítica literaria: cursos de narrativa, escritura fantástica, relato o tutorías personalizadas que son una invitación a escribir.

Además, en nuestro blog encontrarás consejos de escritura, trucos para promocionar tu obra en las redes sociales, temas de interés para traductores y mucho más. En Sinjania queremos ayudarte en tu formación y conseguir que disfrutes con ella.
 
 
 
 
MARIA M. BAUTISTA
PRIMERA NOCHE EN LAS CIUDADES NUEVAS
 
 
No me gusta la poesía

No me gusta la poesía. Creo que solo me gustó de niña, cuando era un juego más. Pero no ahora que es lo inevitable. Ya no puede gustarme, porque me quita el sueño y ensombrece mis ojos y mis horas. Porque aparece sin que yo la busque. Ya no puede gustarme, porque la he visto en lugares terribles: la he visto en las afueras de las grandes ciudades y la he visto en la guerra y en el vértigo, en la tierra atrasada, en los barcos hundidos y en los niños enfermos, en las columnas de humo de las fábricas, en este cielo sucio y sin estrellas. Y la he visto en mi cuerpo cuando tiembla de frío.
 
 
 
 
 
Gotas de lluvia
 
El poema es la prolongación de lo real. No porque sea verídico, ni objetivo, ni siquiera realista. Lo es porque nace de un impulso cierto. De la nube de imágenes de una mente real. No existe el artificio. No existen las metáforas. Por eso si yo digo que las gotas de lluvia son agujas se clavarán sobre el que esté debajo. Se quedarán vibrando en los paraguas.
 
 
 
 
Los acantilados
 
Hay algo irresistible en la caída. ¿ Por qué vais si no a los acantilados? No vais a ver el mar, sino que os llaman voces de muerte y vértigo. Y vais para temer el paso en falso.
 
 
 

El mundo de la cultura alza la voz contra el terrorismo israelí



Como todo el mundo sabe, desde hace unos días, el Estado de Israel, apoyado por sus aliados estadounidenses, y con la complacencia vil y cobarde de los países de la Unión Europea, entre los que se encuentra España, está llevando a cabo una invasión y un ataque sistemático contra el pueblo palestino, principalmente contra la población civil. A estas horas, ya han muerto tantos niños, niñas, mujeres y hombres inocentes que a uno se le revuelven las tripas sólo de pensarlo.
Desde hace unos días, han sido varias las voces de personalidades importantes que han manifestado su rechazo, su repulsa, su asco hacía las políticas belicistas de Israel. Mucha gente ha decidido romper su silencio, sin importarle las consecuencias económicas que sus declaraciones puedan tener sobre sus carreras artísticas. Por suerte, aún quedan artistas e intelectuales para los que el ser humano está antes que el dinero, lo que nos lleva a pensar que aún no está todo perdido.
Entre estas voces a las que me refiero en el párrafo anterior, quiero destacar dos: la de Eddie Vedder y la de Santiago Auserón. El primero es el cantante del grupo de rock Pearl Jam, grupo que nació a principios de la década de los noventa en la ciudad estadounidense de Seattle. Pearl Jam fueron encuadrados, junto a grupos como Nirvana, en lo que se conoció como “ grunge ” .  Según informa la revista Efeeme, hace unos días en mitad de un concierto en el Reino Unido, el cantante americano, cabreado y asqueado por la invasión israelí de la Franja de Gaza y por el asesinato indiscriminado de niños y niñas, y personas inocentes, lanzó el siguiente mensaje:
“Es increíble, ¿no? Nos lo estamos pasando tan bien de manera pacífica. Tenemos lo último en tecnología y estamos conectados con nuestros amigos. Todo esto está al alcance de nuestras manos pero, mientras estas cosas positivas están ocurriendo, en un lugar no tan lejano, unos se están echando bombas a los otros. Juro por el puto Dios que hay gente allí fuera que busca una razón para matar, para cruzar fronteras y ocupar tierras que no son suyas. Deberían salir de allí y ocuparse de sus propios putos asuntos.  Todos queremos lo mismo: comer, procrear, pintar un cuadro, escuchar música, follar, trabajar, amar, amar y amar. ¿Por qué la gente hace la guerra? Parad esta puta mierda pero ya, ya, ¡Ya! No queremos darles nuestros impuestos para que tiren bombas a niños. Basta ya, pero ¡ya mismo!”.
En cuanto a Santiago Auserón, el que fuera líder de los legendarios Radio Futura y actualmente al frente de Juan Perro, ha publicado en su página de facebook un comunicado en el que expresa su más enérgica repulsa con frases como las que siguen:
“ (…) lo que está sucediendo en Gaza es terrible, no puede ser justificado como reacción defensiva y no debe quedar impune, al menos en nuestro juicio personal, aunque para otra cosa nos hayamos de sentir por desgracia impotentes.
Y continúa de esta guisa:
El Estado de Israel ocupa territorios, incumple los acuerdos internacionales y masacra inocentes impunemente porque goza del beneplácito de las finanzas internacionales, del veto de los Estados Unidos en la ONU y del consentimiento en cadena de sus aliados. (…) Israel fuerza las normas más allá de toda razón porque el propósito de sus dirigentes no es la convivencia, sino la anexión de territorios, la sumisión del enemigo o su exterminio.
Y un poco más adelante se hace la misma pregunta que a lo largo y ancho del mundo, nos hacemos muchos y para la que no encontramos respuesta:
¿Cómo es posible que un pueblo que ha sufrido tantas persecuciones a lo largo de la historia hasta llegar al holocausto carezca de sensibilidad para entender que moralmente no puede acabar con su diáspora a costa del derecho de otro pueblo? ¿Puede servir el estatuto de víctima para legitimar el de verdugo?
Al final de su comunicado, el grandísimo Santiago Auserón hace un llamamiento a todas aquellas personas que anhelan una vida en paz y un lugar en el que las personas puedan convivir unas con otras:
Palestinos e israelitas que odiáis la suciedad de la guerra, marcad ese límite en vuestro corazón, yo lo marco en el mío. El deseo que os transmito como un creyente ciego les parecerá pueril a algunos. Mas que los viejos fariseos se preparen en silencio para rendir sus últimas cuentas, porque sus razones habrán sido vanas y caerán en el olvido. Vuestros hijos, en cambio, derribarán los muros, dibujarán nuevos países sobre la arena, compartirán el agua, las canciones y los libros.
Por otra parte, cada vez son más numerosas las personalidades del mundo de la ciencia, como Stephen Hawking, de la música (Elvis Costello, Roger Waters, Brian Eno, Annie Lennox, Talib Kweli), del cine (Mike Leigh y Ken Loach), de las letras (John Berger, Alice Walker y Adrienne Rich), el rapero que han rechazado visitar Israel y piden públicamente a sus colegas de todo el mundo que secunden el boicot contra los intereses económicos y culturales israelíes.
¡¡¡Ojalá y que cunda el ejemplo!!!
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
 
 
DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS
 
 
 
El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y
proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los
Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera
"distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de
enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los
territorios".
Preámbulo
Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el
reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de
todos los miembros de la familia humana;
Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han
originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se
ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un
mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la
libertad de palabra y de la libertad de creencias;
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de
Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la
rebelión contra la tiranía y la opresión;
Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre
las naciones;
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su
fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona
humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado
resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un
concepto más amplio de la libertad;
Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en
cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y
efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y
Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la
mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;
La Asamblea General
proclama la presente
Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los
pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las
instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la
enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por
medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y
aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros
como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.
Artículo 1
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados
como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los
otros.
Artículo 2
1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta
Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política
o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o
cualquier otra condición.
2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o
internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se
trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no
autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
……….
 
 
 
 
 
 
 
Artículo 22
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a
obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta
de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos
económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de
su personalidad.
Artículo 23
1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a
condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el
desempleo.
2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo
igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y
satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la
dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros
medios de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de
sus intereses.
Artículo 24
Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación
razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.
Artículo 25
1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como
a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la
vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo
derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u
otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias
independientes de su voluntad.
 
 
 
 
 
Derechos y deberes del trabajador

Derechos laborales
Según establece el artículo 4 de la sección 2ª del Estatuto de los Trabajadores, los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance que para cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de:
 
a) Trabajo y libre elección de profesión u oficio.
b) Libre sindicación
c) Negociación colectiva.
d) Adopción de medidas de conflicto colectivo.
e) Huelga.
f) Reunión.
g) Información, consulta y participación en la empresa.
2. En la relación de trabajo, los trabajadores tienen derecho:

a) A la ocupación efectiva.

b) A la promoción y formación profesional en el trabajo.

c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta Ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español. Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.

d) A su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene.

e) Al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad, comprendida la protección frente al acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo.

f) A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.

g) Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo.

h) A cuantos otros se deriven específicamente del contrato de trabajo.
Deberes laborales
Los trabajadores tienen como deberes básicos:
  1. Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia.
  2. Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.
  3. Cumplir las órdenes e instrucciones del empresario en el ejercicio regular de sus facultades directivas.
  4. No concurrir con la actividad de la empresa, en los términos fijados en esta Ley.
  5. Contribuir a la mejora de la productividad.
  6. Cuantos se deriven, en su caso, de los respectivos contratos de trabajo.
Validez del contrato:
1. Si resultase nula sólo una parte del contrato de trabajo, éste permanecerá válido en lo restante, y se entenderá completado con los preceptos jurídicos adecuados conforme a lo dispuesto en el número 1 del artículo 3 de esta Ley. Si el trabajador tuviera asignadas condiciones o retribuciones especiales en virtud de contraprestaciones establecidas en la parte no válida del contrato, la jurisdicción competente que a instancia de parte declare la nulidad hará el debido pronunciamiento sobre la subsistencia o supresión en todo o en parte de dichas condiciones o retribuciones.
2. En caso de que el contrato resultase nulo, el trabajador podrá exigir, por el trabajo que ya hubiese prestado, la remuneración consiguiente a un contrato válido.
 
 
 
 
 
 
Según podemos leer en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Estatuto del Trabajador, toda persona posee unos derechos básicos que ampara dicha Declaración, unos derechos y deberes básicos como trabajador y trabajadora. La relación laboral se establece mediante unos principios de comunicación implícitos en los que el trabajador asume las labores estipuladas en su contrato y el desempeño de éstas, su función en el horario establecido y la mayor eficacia en el desarrollo de éstas. Según ambos documentos todo trabajador y trabajadora parte de unos principios fundamentales de igualdad y compromiso por parte de ambas partes, el trabajador y la trabajadora se comprometen a realizar las funciones específicas de su contrato en la jornada establecida y el contratador o entidad a cumplir lo estipulado en el contrato firmado; por tanto surge una máxima imprescindible de igualdad a la hora de desarrollar un trabajo en equipo en igualdad de condiciones laborales si así ha sido estipulado, condición sine qua non dicho trabajo no podrá ser ejecutado o llevado a cabo con toda la eficacia pertinente. Se establece un acuerdo tácito o contrato verbal a través del cual el trabajador y quien contrata establecen los términos de realización del mismo y la función a realizar por cada uno de los miembros del equipo de trabajo que deberá cumplir los deberes asignados y firmados en el contrato así como de disfrutar de los derechos antes señalados. Si el principio de igualdad no se cumple en este caso, la relación laboral no será satisfactoria para ninguna de las partes, entendiendo dicha relación como el deseo conjunto de que el trabajo sea realizado en las mejores condiciones posibles para la realización del mismo. Se exige por tanto el cumplimiento de contratante y contratado de lo establecido en el contrato escrito y verbal, resultando condición indispensable el cumplimiento de todos los trabajadores de la empresa o equipo de los mismos deberes pactados sin exclusión alguna por motivos no justificados.
A través del contrato pactado –verbal o escrito- se establecen unas premisas base a su vez, como los derechos que se establecen por la antigüedad laboral en la empresa por parte del trabajador y la trabajadora, la antigüedad es objeto de consideración honorífica: 6. (…) Cuando un determinado derecho o condición de trabajo esté atribuido en las disposiciones legales o reglamentarias y en los convenios colectivos en función de una previa antigüedad del trabajador, ésta deberá computarse según los mismos criterios para todos los trabajadores, cualquiera que sea su modalidad de contratación.
A su vez:
Dicha antigüedad está considerada como un elemento positivo, de modo que se recompensa a través de un plus salarial que recibirá su nombre en función de los periodos que se tengan en cuenta para el cómputo, de tal suerte que si dicha antigüedad se acumula por periodos de tres años recibirá el nombre de “trienios”, si lo hace por periodos de cinco años será denominada “quinquenios”, y así sucesivamente.
El cálculo del plus se hace aplicando un porcentaje al salario base, aumentando el porcentaje conforme se incrementa el número de periodos contabilizados, empezando a contar a partir del momento de ingreso del trabajador en la empresa. Serán los convenios colectivos o los contratos individuales los que establezcan la cuantía del plus de antigüedad.
 
Se ruega por tanto, sean tenidas en cuentas todas estas estimaciones,
 

 
AQUI DONDE DICEN
marzo al cuervo
y septiembre al centeno,

donde la nieve deja el trazo
de una guerra en pausa
y las hormonas del hielo vienen a cubrir la arena,

la costa se resiste a ser paisaje -
...
hace falta creer para responderle

sin forzarla a una frase,
sin buscar en la orilla

nuestro abrazo
dormido





 Fruela Fernández
 
 Folk. Ed. Pre-Textos
Si pretendes impedir que hable
o piense o diga ambas cosas
debes atar bien fuerte mis muñecas
y coserme la boca con tal brutalidad
Que impidas que yo misma
me devore los labios
hasta escupir todo silencio.
He de decirte que tengo
cierta tendencia a romper toda atadura
y alzarme de nuevo desde la nada....

Y contra esto he de decirte, también,
es imposible cualquier intento
de silenciarme.

Ana Vega
LA BICICLETA





 Agradeceré siempre haber conocido el triángulo laboral
Desde sus tres vértices.
La parte superior, inferior e intermedia.
Mi madre utilizaba la bicicleta cómo vehículo para trasladar
Miles de peces muertos que luego vendía tras kilómetros
Y kilómetros de carretera y bosque y tierra y los zapatos rotos.
Mi padre siempre recuerda la dureza de los dientes al comer maíz.
“Hoy no volváis ...
a casa porque no hay nada para comer” decía mi abuelo.
Y todos sus hijos buscaban una casa donde ofrecer sus servicios
A quienes ofrecían alimento como pago a niños por la agilidad de sus manos.
Mi madre tiene siempre presente el lugar en el que te coloca apenas saber
Colocar letra tras letra, y la impotencia que eso te provoca en el pecho
Ante una simple carta. Y la impunidad que sigue a ese hecho.
A mi tía le hubiera gustado estudiar y por eso devora libros aún hoy,
Como si de algún modo lograse recuperar el tiempo arrancado de sus manos,
Manos que se enterraban en la tierra para siempre,
Tierra que inunda el corazón de por vida y luego se funde
y venda los ojos de un modo definitivo.
Aprendí el significado de poseer cosas muy pronto
Y todo lo que significaba no tenerlas.
También que a las señoras de bien les gusta escoger a niñas de familia humilde
Pero que sin embargo son “finas” y “educadas”
-dieron por hecho que la cultura de los libros sólo alcanzó a los que pudieron comprar dicha cultura y dichos libros-
Puesto que la cultura viene de cuna, de cuna y ornamentos, dicen,
Pero no de la pureza del alma que surge de modo natural,
Seguimos malinterpretando el mundo…
Veo en este tejido familiar la raíz de quien soy ahora y muchas de las alteraciones
Que sufro al contemplar cómo la escena se repite
Y negarme a tragar mentira alguna
Pues en mi piel y en mi llevo la experiencia,
conciencia e instinto de más de una generación entera,
como para que alguien venga a decirme ahora
que las cosas han cambiado o que a alguien le interesa dicho cambio.
Mi madre utilizaba una bicicleta prestada como instrumento de trabajo,
Mi padre no llegó a tenerla,
Años y años entregados a otros, otras, digamos casta, digamos aristocracia,
Digamos los que pueden y las que pueden con absoluta impunidad,
Que ahora siguen jugando con los mismos elementos.
La bicicleta sigue siendo en nuestra familia un objeto de deseo
Que no hemos conseguido rozar siquiera.
Hay cosas que no cambian nunca.




 Ana Vega

Presentamos el nuevo libro de Groenlandia

 



La edad de los lagartos,

 

de Ana Vega

 



Cubierta de Felipe Solano

Ilustraciones de Bárbara López

Diseño de Ana Patricia Moya

 

Prólogos de Jaime González y Carmen Cambres

Epílogo de Francisco Priegue

 



Ya disponible, de momento, en las diferentes plataformas de la red:

 


 


 

 

Muy pronto, en el resto y en la página web oficial.









¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay! ¡Ay, cómo están llorando!

FEDERICO GARCÍA LORCA...

Dicen quienes estudian los recovecos y circunvalaciones del cerebro humano que este órgano es uno y trino. Uno, en su unicidad y funcionamiento total. Y trino, porque la Evolución – ciega y chapucera como una parca – lo compuso de tres módulos ensamblados el uno sobre el otro. Tres cerebros en uno. A saber, de más moderno a más antiguo: el cerebro neomamífero, el cerebro paleomamífero, y – viejo y agazapado como un saurio – el cerebro reptiliano.
El raciocinio del que tan orgullosos nos sentimos es un producto de la corteza exterior, todavía nueva y reluciente en comparación con las otras dos capas. Pero también están los sentimientos y emociones, que proceden del cerebro intermedio. Y los instintos y automatismos básicos de supervivencia, que proceden de la parte más arcaica del encéfalo. Se conjetura que el cerebro reptiliano se desarrolló hace unos 500 millones de años. Cuando los dinosaurios poblaban la tierra.
Los estegosaurios, triceratops y diplodocos no se complicaban mucho la existencia. Ante un problema o amenaza solo concebían dos opciones. Huir o pelear. Nada de sentimentalismos. ¿Para qué sentir – no digamos ya pensar – cuando solo hay tiempo para actuar? Comer, beber, mantener la temperatura corporal, sexo, territorialidad, conjurar el peligro, anidar, descansar, volver a empezar. Sobre todo, sobrevivir.
Solo sobrevivir. Para un saurio no cabe sentir, analizar, ni mucho menos temer que el cielo puede caer sobre su cabeza. Contra eso no se puede ni pelear ni huir.
Algunos millones de años y media docena de grandes extinciones después, nuestra especie, gracias a su triple cerebro, se enorgullece de haber creado la cultura, las artes, las letras y las ciencias. Escarbamos en los huesos fósiles y descubrimos que los grandes reptiles habían dominado antes el planeta. Y al escarbar en nuestro cerebro, descubrimos con espanto que los reptiles también habían estado antes allí.
El cerebro consciente prefiere ignorarlo; pero algunos ya no nos sorprendemos cuando, al rascar la fina capa de cultura que nos presta apariencia señorial, asoman bajo la piel humana escamas de lagarto. Cuando la supervivencia básica está asegurada, florecen el pensamiento elaborado y la interpretación creativa del entorno. Pero ante las situaciones de peligro extremo se pone al mando el cerebro reptiliano, que, como en el tópico bélico, puede alcanzar el supremo heroísmo o cometer las peores atrocidades. Todo por sobrevivir.
Ana Vega nos presenta un poemario de la supervivencia, escrito con la sinceridad – pues sinceridad es la ausencia de engaño – que ofrece su indisimulado origen reptiliano. No hay aquí lágrimas de cocodrilo, sino desgarro puro. Versos tan desabridos que podrían pasar por los bufidos de un lagarto. Cortos y agitados como los movimientos de una lagartija. Duros y secretos como el caparazón de un galápago. Punzantes y ponzoñosos como el beso de una serpiente.

En la travesía de las noches oscuras que la vida nos depara, los poetas se adaptan al medio con distintas estrategias, como las plantas que para aclimatarse a la sequía transforman sus hojas en espinas. Ana Vega expresa con rabia el dolor de sus heridas, la amargura de la desesperanza, la nostalgia de la luz perdida. Y arroja lejos de sí esos versos en la urgencia de la huida, igual que los lagartos entregan parte de su cuerpo como señuelo para entretener a la alimaña amenazante.
Este proceso de autotomía, de recortarse y entregarse uno mismo mediante la escritura, alcanza intensidades máximas en la expresión del deseo sexual, en su aspecto más puramente animal; afilado y fascinante como un cuchillo. La fuerza del sexo como factor de supervivencia y regeneración acaba por estallar en un bello himno a la mujer, a todas las mujeres. A la mujer que lucha y se defiende ante la injusticia, que siente la fuerza creciendo en su vientre, dueña de sí misma, más allá de su propio cuerpo.
El amor asomará brevemente, como breve es su consuelo; aun así, su escasez lo convierte en imprescindible. El amado da compañía, pero la travesía del infierno es una experiencia personal. Amarga, pero que da conocimiento. Desesperada, pero de la que al final se sale. Las cicatrices acaban por formar un mapa que es a la vez revelación del camino y documento doliente de lo vivido. Y al dejar atrás el desierto, se entiende que para mantenerse firme hasta la meta la mayor cordura es ser indómito, salvaje, loco. Como los buenos poetas.
A pesar de la obsesión por analizar y comprender de la capa exterior del cerebro, la supervivencia y la capacidad de reconstruir las tiene la mente reptiliana. Cuando se renuncia a pensar y se deja que los pies anden el camino por sí mismos, todo parece ponerse en marcha. Y la comprensión surge espontáneamente a partir de la aceptación. Con la lección aprendida y otro tatuaje sobre la piel, el lagarto observa que sus vértebras caudales han crecido hasta formar otra nueva y hermosa cola. Hasta cuándo podrá conservarla en su sitio, ese es otro problema.
Ana Vega se revela como una poeta de voz fascinante en esta bitácora del páramo. También lo espantoso puede ser bello. También desde el infierno se sueña poesía. Duermevelas alucinantes, pesadillas reveladoras, sueños de libertad. Tú que vas a leer, adopta sus sueños. Pero pon atención. Seguramente, cuando despiertes, el dinosaurio seguirá estando allí.

Jaime González