Si alguien te quiere, te respeta, si alguien te respeta te quiere, no hay más. Vivimos una falta de respeto que se hace evidente, por desgracia, ya a modo de patología...
 
"Ante un caso de enfermedad de transmisión sexual, el médico sugieren a los afectados que adviertan a sus parejas para que acudan al médico o hablan directamente con ellas: "SI TIENES APRECIO POR ESA PERSONA DEBES DECIRLO, PERO A VECES NO QUIEREN"
 
 

El San Agustín detecta un repunte de las infecciones de transmisión sexual

Aumentan los jóvenes de entre 20 y 30 años con verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano al no utilizar el preservativo

02.08.2015 | 04:39
 
 
El San Agustín detecta un repunte de las infecciones de transmisión sexual
El San Agustín detecta un repunte de las infecciones de transmisión sexual
Los médicos del servicio de dermatología del hospital San Agustín perciben un repunte de las infecciones de transmisión sexual. La que más abunda es el condiloma o verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano; aumenta entre la población joven, de edades comprendidas entre los 20 y 30 años, señala el doctor Daniel de la Mano, dermatólogo del centro sanitario avilesino. Atribuye este incremento a la falta de utilización del preservativo. "Los jóvenes tienen la información y saben de las posibilidades de contraer infecciones pero aún así no usan el preservativo siempre. Piensan que no les va a tocar a ellos nunca", añade el especialista para comentar que "todos los días vemos algún caso nuevo".
Las verrugas genitales son protuberancias generalmente asintomáticas (sin dolor), de color carne o gris. Pueden ser pequeñas, a veces difícilmente visibles, o alcanzar agrupaciones grandes que se detectan a simple vista y con aspecto de coliflor. Se transmiten por contacto sexual, manifiesta el médico. Las relaciones sexuales seguras, que incluyen el uso del preservativo y evitan el contacto sexual con personas afectadas, son las vías más eficaces para prevenir el contagio del virus del papiloma humano. El condón "no es infalible ya que las verrugas pueden aparecer en zonas de alrededor de los genitales, como el pubis, que no están protegidas por el preservativo", explica De la Mano. No obstante, promueve su uso por tratarse del método que frena el contagio de las enfermedades de transmisión sexual.
Estas verrugas afectan a hombres y mujeres. En los primeros pueden crecer en la punta o tallo del pene, el ano o el escroto. En las mujeres, en la vulva, las paredes de la vagina, el área entre los genitales externos y el ano y el cuello del útero.
Asimismo, pueden manifestarse en el muslo y la zona de la ingle; incluso podrían desarrollarse en la garganta y en la boca de una persona que haya mantenido sexo oral con una otra infectada.
Los dermatólogos atienden a los hombres ya que las mujeres acuden a ginecología, comenta el especialista, para explicar que éstas, con una infección genital por el virus del papiloma humano tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de cuello de útero. Para reducir este riesgo deben someterse a revisiones regulares que incluyen la prueba del Papanicolaou, facilitando así la detección de alteraciones originadas por las verrugas genitales y las primeras señales de cáncer de cuello uterino.
Existen varios tratamientos para eliminar el condiloma. Entre ellos, el doctor De la Mano cita la crioterapia (congelación con nitrógeno líquido), cremas con las que se consiguen buenos resultados", tratamientos químicos que las quema y cirugía en caso de que las verrugas sean muy grandes.
Una vez diagnosticadas y tratadas, para descartar sucesivas infecciones -"ya que cuando aparece una es probable que haya otra"-, De la Mano incide en utilizar durante varios meses el preservativo. Recalca su importancia ya que, "además de poder quedar algún resto del virus y repetirse la infección, todavía hay riesgo de contagio". El riesgo cero no existe, destaca. Asimismo, indica otros riesgos derivados de una infección secundaria: herpes, hepatitis o VIH.
Ante un caso de enfermedad de transmisión sexual, el médico sugieren a los afectados que adviertan a sus parejas para que acudan al médico o hablan directamente con ellas: "Si tienes aprecio por esa persona debes decirlo pero a veces no quieren".
 
 

Periodismo y salud mental: el deber de explicar

 
Cuando un piloto estrella un avión contra la montaña o un niño mata a su profesor con una ballesta, cuando una madre abandona a su bebé en un contenedor, la noticia crea una onda expansiva que succiona el aire a su alrededor. Lo que queda es un vacío desasosegante, que debe ser rellenado de inmediato.
El vacío reclama con urgencia una explicación, aunque sea provisional y poco informada, aunque sea un cómodo cliché que no explica nada, pero tranquiliza porque señala culpables concretos. Un cliché que transmite una cierta vuelta al orden. El piloto tenía una depresión, el niño era esquizofrénico y la madre perdió la razón. Es horrible, pero comprensible. Comprensible como un atentado islamista o un “crimen pasional”.
Una explicación de este orden tiene la ventaja añadida de servir para cortar en seco las preguntas: ¿Por qué puede resultar conveniente para un piloto esconder su depresión a los servicios médicos de la empresa? ¿Cómo es que la escuela no tiene nada que decir sobre el trastorno mental de un menor? ¿De qué tenía tanto miedo la madre del bebé?
Esta clase de explicaciones, sin duda, atienden a un derecho –que el mundo tenga sentido- a cambio de aplastar otros muchos: el derecho de las personas a no ser estigmatizadas, el derecho a que no se atribuya a un colectivo el rasgo que se detectó en uno de sus miembros, el derecho a ser escuchado antes, o “en vez de”, ser condenado.
1
El periodismo se ocupaba teóricamente de las explicaciones. Teníamos que explicar los hechos para que la gente los entendiera, los encajara en una visión del mundo y actuara en consecuencia con plena consciencia ante los demás. O sea, teníamos que ofrecer el material con que la gente pudiera constituirse en sujeto activo, pasar de súbditos a ciudadanos. Ese era el juego ¿no?. Sí, ya sé que mientras tanto alguien haría negocio con ello y empezaría a “filtrar” las verdades, y que, por el camino, los poderes intentarían denodadamente que los hechos, las explicaciones y hasta la visión del mundo fuera siempre a su favor. Pero aprendimos que nuestro juego era la explicación y nuestra ética la ciudadanía.
Estigmatizando que es gerundio
Pero con este tipo de explicaciones simplificadoras, estigmatizadoras y tramposas no jugábamos al juego del periodismo, sino al del poder. Ese tipo de explicaciones no amplían derechos, sino que los suspenden, porque juegan al juego de la exclusión, que es el verdadero mecanismo de la desigualdad. Ese juego consiste en que para cada derecho hay alguien que no cuenta.
Esto se llama estigma y dicen los expertos que empieza por etiquetar con una marca diferencial a una persona o grupo, continua después asociando esa etiqueta a un colectivo identificable y “elaborando” un suficiente número de diferencias entre ese colectivo, en adelante “ellos”, y los demás, en adelante “nosotros”. La lista de esas diferencias se sobrecarga con emociones, más nuestras que suyas, como el miedo, la ansiedad o la vergüenza. A continuación se desposee de consideración y estatus al colectivo en su conjunto y, en seguida, se pasa a reclamar de los poderes públicos medidas vigorosas de apartamiento o neutralización.
El proceso es tan antiguo como el insulto, pero mucho más dañino y mucho menos perceptible, precisamente por ser completamente ambiental, es decir, inconsciente para la mayoría. Está en la base de casi todas las exclusiones sociales y de muchas de las persecuciones que aún hoy nos avergüenzan.
2
La estigmatización es un rastro de pensamiento pre-lógico y, como tal, de una extrema pobreza argumental. En realidad, el estigma habla más del estigmatizador y sus miedos, que del estigmatizado. Así, el típico pensamiento conservador, temeroso de la pluralidad de la vida, tiende a exorcizar casi cualquier novedad social, ya se trate de la homosexualidad, del hipismo o la protesta, encajándola en un esquema de seguridad: ¿hasta qué punto amenaza esto mi actual estatus? Aunque se intente hacerla pasar como interés general, la preocupación no es, por supuesto, universal: se refiere sólo al propio estatus.
Los periodistas también
Los periodistas no están vacunados contra la inclinación estigmatizadora, ni están tampoco libres de estereotipos. Deberían, pero no. Tienen los mismos que la población general respecto al enfermo mental: el estereotipo de la “anormalidad”, el de la “peligrosidad”, el de la “incomunicación” o el de la “invalidez”. Todos ellos son tan persistentes como fácilmente falsables.
Lo “anormal” es un constructo de poca precisión. Si se refiere a la salud no funciona, porque es normal tener dolencias, aunque no sea sano. Se estima que casi un 20% de la gente tendrá algún trastorno mental en su vida, así que quizá debamos ampliar el campo de lo “normal”. Y, por otro lado, quizá lo normal no sea siempre tan saludable: la falta de adaptación social es un problema, pero cuando el entorno es agresivo, injusto o enfermo, puede ser menos patológica la inadaptación. No en vano se ha propuesto el término “normópata” para casos de este tipo. Hanna Arendt se lo aplicaría, sin duda, a Eichman, aunque también hay por aquí presidentes del gobierno empeñados hasta la obsesión en ser “personas normales”.
La “peligrosidad” es aún más insidiosa. Violencia y trastorno mental han estado ligados en la mentalidad popular desde tiempo inmemorial. Este estereotipo ha dado fundamento a uno de los proyectos legislativos más destructivos del gobierno Rajoy: el que pretendía encerrar sine die a enfermos mentales con base en suposiciones sobre su peligrosidad. Nos ocupamos de ello en un post anterior. Dejando de lado que no es un concepto médicamente aceptable, ni siquiera está claro que la frecuencia de conductas violentas entre personas con enfermedad mental difiera mucho de la que se observa en el resto de la población. La violencia está mucho más determinada por factores sociales que de salud mental. Otros estudios señalan que más que un asunto de seguridad, lo que tenemos es un problema de calidad de vida para el entorno del enfermo. Y un problema de marginación. Eso sí que es violencia.
Del estereotipo de la “incomunicabilidad” de las personas con trastorno mental, lo menos que puede decirse es que es, más bien, un problema de los demás. No sabemos comunicarnos con esta clase de personas. Hablamos de ellas, sin hablar con ellas. El periodismo aquí no se comporta de modo diferente: las noticias señalan al protagonista de los hechos, pero si es una persona con trastorno mental, ni se nos ocurre darle voz. Quizá le veamos, pero nunca le escuchamos. Nada sabemos de sus emociones o sus motivaciones. ¿Dónde queda, pues, nuestra obligación de dar claves para entender? Han sido los propios usuarios de los servicios de salud mental y sus familias los que han debido crear blogs y plataformas de comunicación para hacerse oír, pero rara vez los periodistas las consideran fuente primaria.
3
¿Y qué decir del estereotipo de la “invalidez”? Este es un ejemplo acabado de cómo se vulneran derechos por consenso. Lo primero es que el campo de la enfermedad mental es tan amplio como el de la enfermedad física. A nadie se le ocurriría negar el carnet de conducir o la gestión de sus cuentas bancarias a alguien por haber sido atendido de un problema físico, pero aceptamos sin muchas preguntas que los enfermos mentales (no distinguimos mucho la clase de enfermedad) pierdan derechos cívicos elementales. Lo segundo, es que a menudo la invalidez es resultado de la propia discriminación más que de la enfermedad. La incapacidad para decidir sobre sí mismos no es universal ni permanente entre las personas con trastorno mental. También en este asunto el prejuicio popular fundamenta atropellos legislativos, como el que sucede a menudo con los tratamientos e internamientos involuntarios.
Volvamos al periodismo
Hay titulares que matan. Con la enfermedad mental siempre tenemos una coartada, en vez de una explicación. Pero además, es que, tiene un efecto contagioso: por la forma en que tratamos la noticia, se extiende en seguida la sospecha al colectivo. En seguida serán los “esquizos”, bipolares o depresivos los causantes del hecho luctuoso. Como los gitanos lo eran de cualquier desorden.
La enfermedad mental es el rasgo distintivo y, por tanto, le asignamos el rol de explicación o causa. Pero esto puede ser tan injusto como proclamar en titulares que “UN INFARTADO REINCIDENTE ATROPELLA A UNA ANCIANA EN UN PASO DE CEBRA” o “UN HEMOFÍLICO ENVUELTO EN UNA REYERTA DE BOTELLÓN”.
4
Esto de los titulares, como lo de la elección de imágenes impactantes, no es siempre opcional para el periodista. No lo es casi nunca. Suele ser marca de la casa o exigencia del editor: el morbo vende y lo que queremos es vender.
Simplificar parecía un mandato del periodismo pero, a veces, es pecado mortal. Con los titulares atraemos simplificando, pero atraemos hacia un pozo oscuro donde el público no entenderá nada, aunque se consuele cultivando sus prejuicios o supersticiones.
El otro gran pecado periodístico es “invisibilizar” o “silenciar”, aunque a veces se haga bajo el pretexto del “respeto” a la intimidad del paciente. Ojo con esto, porque puede ser la excusa para no combatir prejuicios y no dar las “historias positivas” que todo colectivo marginado precisa. Esto ya ha ocurrido antes: el proletariado, las mujeres, los inmigrantes o los homosexuales fueron consiguiendo visibilidad y derechos, y casi siempre por este orden.
Si no volvemos a la primera regla del juego, aquella que decía que lo nuestro son las explicaciones de los hechos, si seguimos dando clichés y estereotipos en vez de explicaciones complejas, ya no jugamos a nuestro juego, sino al del poder y la exclusión. Parecerá que le seguimos la corriente a la gente, pero es al poder a quien seguimos. Si dejamos de ampliar derechos, ampliamos exclusiones, primero como etiquetas y después como guetos y campos de concentración. No exagero. El juego son los derechos: los derechos del paciente, los derechos del menor, los derechos de la víctima, los derechos laborales… Ese era nuestro negocio, ¿recuerdan?

RUEGO, PIDO Y EXIJO UN RESPETO HACIA NO SÓLO NUESTRA SALUD SINO TAMBIÉN LA DE LOS OTROS/AS. SEAMOS RESPONSABLES DE LA PREVENCIÓN NO CULPABLES DEL DAÑO POSTERIOR. No carguemos la enfermedad en otros/as. Pruebas y diagnóstico, acudan a las unidades de ITS!
 
 
 
VIRUS DEL PAPILOMA
 

¿Qué son los virus del papiloma humano?
Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus relacionados. Más de 40 tipos de VPH pueden transmitirse fácilmente por contacto sexual directo, de la piel y de las membranas mucosas de personas infectadas a la piel y a las membranas mucosas de sus parejas. Pueden transmitirse por contacto sexual vaginal, anal y oral (1). Otros tipos de VPH son responsables de verrugas no genitales, las cuales no se transmiten sexualmente.
Los tipos de VPH que se transmiten sexualmente corresponden a dos categorías:
•Los VPH de bajo riesgo, los cuales no causan cáncer pero pueden causar verrugas en la piel (conocidas técnicamente como condylomata acuminata) en los genitales, en el ano, en la boca o en la garganta. Por ejemplo, los tipos 6 y 11 de VPH causan 90% de todas las verrugas genitales. Los tipos 6 y 11 causan también papilomatosis respiratoria recurrente, una enfermedad menos común en la que tumores benignos crecen en las vías respiratorias que van de la nariz y la boca a los pulmones.
•Los VPH de alto riesgo, los cuales pueden causar cáncer. Se han identificado cerca de una docena de tipos de VPH de alto riesgo. Dos de estos, los tipos 16 y 18 de VPH, son responsables de la mayoría de los cánceres causados por VPH (2, 3).
Las infecciones por VPH son las infecciones más comunes que se transmiten sexualmente en los Estados Unidos. Cerca de 14 millones de infecciones genitales nuevas por VPH ocurren cada año (4). De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) calculan que más de 90% y de 80%, respectivamente, de hombres y mujeres activos serán infectados por al menos un tipo de VPH alguna vez en sus vidas (5). Casi la mitad de estas infecciones son por un tipo de VPH de alto riesgo (6).
La mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo ocurren sin síntomas, desaparecen en 1 o 2 años y no causan cáncer. Sin embargo, algunas infecciones por VPH pueden persistir por muchos años. Las infecciones persistentes por tipos de VPH de alto riesgo pueden resultar en cambios celulares que, si no se tratan, pueden evolucionar a cáncer. (6)
¿Cuáles cánceres son causados por VPH?
Virus del papiloma humano de alto riesgo causan varios tipos de cáncer.
•Cáncer de cuello uterino: Prácticamente todos los casos de cáncer cervical son causados por infecciones por VPH, y solo dos tipos, el 16 y el 18, son responsables de casi 70% de todos los casos (7, 8).
•Cáncer de ano: Cerca de 95% de los cánceres de ano son causados por VPH. La mayoría de estos son causados por el tipo 16 de VPH.
•Cánceres de orofaringe (cánceres de la parte central de la garganta, incluyendo el paladar blando, la base de la lengua y las admígalas): Cerca de 70% de los cánceres de orofaringe son causados por VPH. En los Estados Unidos, más de la mitad de los cánceres diagnosticados en la orofaringe están relacionados con el tipo 16 de VPH (9).
•Cánceres poco comunes: Los VPH causan cerca de 65% de los cánceres de vagina, 50% de los cánceres de vulva y 35% de los cánceres de pene (10). La mayoría de estos son causados por el tipo 16 de VPH.
Los tipos de VPH de alto riesgo causan aproximadamente 5% de todos los cánceres en todo el mundo (11). En los Estados Unidos, los tipos de VPH de alto riesgo causan aproximadamente 3% de todos los casos de cáncer en las mujeres y 2% de todos los cánceres en los hombres (12).
¿A quién infecta el VPH?
Cualquier persona que haya sido activa sexualmente alguna vez (es decir, que se haya ocupado en conductas sexuales de contacto de piel con piel, incluso sexo vaginal, anal u oral) puede contraer el VPH. El VPH se pasa fácilmente entre parejas por contacto sexual. Las infecciones por VPH son más probables en quienes tienen muchas parejas sexuales o tienen contacto sexual con alguien que tiene muchas parejas. Ya que la infección es tan común, la mayoría de la gente contrae infecciones por VPH poco tiempo después de hacerse activa sexualmente la primera vez (13,14). La persona que ha tenido solo una pareja puede infectarse por VPH.
Alguien puede tener una infección por VPH aun cuando no tenga síntomas y su único contacto sexual con una persona infectada por VPH haya sucedido muchos años atrás.
¿Pueden evitarse las infecciones por el virus del papiloma humano?
Las personas que no son activas sexualmente casi nunca presentan infecciones genitales por VPH. Además, la vacuna contra el VPH antes de la actividad sexual puede reducir el riesgo de infección por los tipos de VPH que cubre la vacuna.
La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) ha aprobado tres vacunas para prevenir la infección por VPH: Gardasil®, Gardasil®9, y Cervarix®. Estas vacunas proveen una fuerte protección contra las infecciones nuevas por VPH, pero no son eficaces para tratar infecciones por VPH ya existentes o enfermedades causadas por VPH (15,16).
El uso correcto y regular del condón está relacionado con una transmisión menor de VPH entre las parejas sexuales, pero el uso irregular no lo está (8). Sin embargo, ya que las áreas que no están cubiertas por el condón pueden infectarse por el virus (7), no es probable que los condones provean una protección completa contra la infección.
¿Pueden detectarse las infecciones por el virus del papiloma humano?
Las infecciones por VPH pueden detectarse al analizar una muestra de células para ver si contienen ADN o ARN viral.
En la actualidad hay varias pruebas para el VPH aprobadas por la FDA para tres indicaciones de exámenes de detección en el cuello uterino: para pruebas de seguimiento de mujeres que parecen tener resultados anormales en una prueba de Pap, para exámenes de detección de cáncer de cuello uterino en combinación con una prueba de Pap en mujeres mayores de 30 años de edad, y para usarse sola como primeros exámenes de avanzada para detección de cáncer de cuello uterino en mujeres de 25 años de edad y más.
La prueba para VPH más común detecta el ADN de varios tipos de VPH de alto riesgo en un grupo, pero no puede identificar los tipos específicos que están presentes. Otras pruebas sí indican si están presentes el ADN o ARN de los tipos 16 y 18 de VPH, los dos tipos que causan la mayoría de los cánceres relacionados con VPH. Estas pruebas pueden detectar las infecciones por VPH antes de que sean evidentes los cambios celulares anormales, y antes de que se necesite un tratamiento para los cambios celulares.
No hay pruebas aprobadas por la FDA para detectar infecciones por VPH en los hombres. No hay tampoco en la actualidad métodos que se recomienden como exámenes de detección semejantes a una prueba de Pap para detectar cambios celulares causados por infección por VPH en tejidos de ano, de vulva, de vagina, de pene o de orofaringe. Sin embargo, este es un campo de investigación en curso.
¿Cuáles son las opciones de tratamiento para individuos infectados por VPH?
No hay en la actualidad tratamiento médico para las infecciones persistentes por VPH que no están asociadas con cambios celulares anormales. Sin embargo, es posible tratar las verrugas genitales, los tumores benignos de las vías respiratorias, los cambios precancerosos en el cuello uterino, y los cánceres que resultan de infecciones por VPH.
Los métodos que se usan comúnmente para tratar cambios precancerosos del cuello uterino son criocirugía (congelamiento que destruye tejidos), LEEP (procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa o la extracción de tejido del cérvix o cuello uterino mediante el uso de un aro caliente de alambre), conización quirúrgica (cirugía con un bisturí, con láser, o con ambos para extraer del cuello uterino y del canal cervical tejido en forma de cono) y conización con vaporización de láser (uso de láser para destruir tejido cervical).
Los tratamientos para otros tipos de tumores benignos de las vías respiratorias y para cambios precancerosos causados por VPH (lesiones de vagina, de pene y de ano) y verrugas genitales son los productos químicos o fármacos tópicos, la cirugía por escisión, la criocirugía, la electrocirugía y la cirugía con láser. Se están probando métodos de tratamiento en estudios clínicos, incluso en un estudio controlado aleatorizado que determinará si el tratamiento de lesiones anales precancerosas reducirá el riesgo de cáncer de ano en personas infectadas por VIH. Se puede encontrar más información sobre el tratamiento de verrugas genitales en Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines, 2010 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC en http://www.cdc.gov/std/treatment/2010/genital-warts.htm.
Los individuos infectados por VPH que presentan cáncer reciben generalmente el mismo tratamiento que los pacientes cuyos tumores no albergan infecciones por VPH, según el tipo y el estadio de sus tumores. Sin embargo, las personas que son diagnosticadas con cáncer de orofaringe por VPH, pueden ser tratadas de forma diferente a personas con cáncer de orofaringe cuya causa no es el VPH. La investigación reciente ha indicado que los pacientes con tumores de orofaringe por VPH tienen un mejor pronóstico y pueden salir tan bien con un tratamiento menos intenso. Estudios clínicos en curso investigan esta cuestión (17, 18).
¿Cómo causan cáncer los VPH de alto riesgo?
Los VPH infectan las células epiteliales. Estas células, que se organizan en capas, cubren las superficies internas y externas del cuerpo, incluso de la piel, de la garganta, del aparato genital y del ano.
Una vez que el VPH entra en la célula epitelial, el virus empieza a hacer proteínas que codifica. Dos de las proteínas hechas por los VPH de alto riesgo (la E6 y la E7) interfieren en las funciones celulares que previenen normalmente un crecimiento excesivo y ayudan a las células a crecer en forma descontrolada y para que eviten la muerte celular (apoptosis).
Muchas veces estas células infectadas son reconocidas por el sistema inmunitario y eliminadas. Algunas veces, sin embargo, estas células infectadas no son destruidas, lo cual resulta en una infección persistente. Conforme las células infectadas siguen creciendo, pueden sufrir mutaciones en los genes celulares que promueven un crecimiento aún más anormal, lo que lleva a la formación de un área de células precancerosas, lo cual termina en un tumor canceroso.
Otros factores pueden aumentar el riesgo de que una infección por un tipo de VPH de alto riesgo persistirá y evolucionará posiblemente a cáncer (19). Estos son:
•Fumar o masticar tabaco (para un riesgo mayor de cáncer de orofaringe)
•Tener un sistema inmunitario debilitado
•Tener muchos hijos (para un riesgo mayor de cáncer cervical)
•Usar anticonceptivos orales por mucho tiempo (para un riesgo mayor de cáncer del cuello uterino)
•Higiene bucal deficiente (para un riesgo mayor de cáncer de orofaringe)
•Inflamación crónica
Los investigadores piensan que puede llevarse de 10 a 30 años desde el tiempo de una infección inicial por VPH hasta que se forme un tumor. Sin embargo, aun cuando se vean células gravemente anormales en el cérvix o cuello uterino (afección que se llama neoplasia intraepitelial cervical 3, o CIN3) estas no siempre resultan en cáncer. El porcentaje de lesiones CIN3 que evolucionan a cáncer invasor cervical se ha calculado en 50% o menos (20).
¿Cómo se puede saber más acerca de los VPH?
La siguiente dependencia federal puede proveer más información acerca del virus del papiloma humano:
Organización:
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC
Dirección:
1600 Clifton Road
Atlanta, GA 30333
Teléfono:
1–800–232–4636 (1–800–CDC–INFO)
8:00 a. m. a 8:00 p. m. (ET), de lunes a viernes
TTY:
1–888–232–6348
Sitio web:
Enfermedades de transmisión sexual
Virus del papiloma humano
Correo electrónico:
cdcinfo@cdc.gov
Bibliografía selecta
1.American Cancer Society. Cancer Facts & Figures 2014Notificación de salida. Atlanta: American Cancer Society; 2014. Accessed February 25, 2014.
2.
Lowy DR, Schiller JT. Reducing HPV-associated cancer globally. Cancer Prevention Research (Philadelphia) 2012;5(1):18-23.
[PubMed Abstract]
3.
Centers for Disease Control and Prevention. Human papillomavirus-associated cancers—United States, 2004-2008. Morbidity and Mortality Weekly Report 2012; 61(15):258-261.
[PubMed Abstract]
4.
Satterwhite CL, Torrone E, Meites E, et al. Sexually transmitted infections among US women and men: Prevalence and incidence estimates, 2008. Sexually Transmitted Diseases 2013; 40(3):187-193.
[PubMed Abstract]
5.
Chesson HW, Dunne EF, Hariri S, Markowitz LE. The estimated lifetime probability of acquiring human papillomavirus in the United States. Sexually Transmitted Diseases 2014; 41(11):660-664.
[PubMed Abstract]
6.
Hariri S, Unger ER, Sternberg M, et al. Prevalence of genital human papillomavirus among females in the United States, the National Health and Nutrition Examination Survey, 2003–2006. Journal of Infectious Diseases 2011; 204(4):566–573.
[PubMed Abstract]
7.
Division of STD Prevention (1999). Prevention of genital HPV infection and sequelae: report of an external consultants' meeting. Atlanta, GA: Centers for Disease Control and Prevention. Retrieved December 27, 2011.
8.
Winer RL, Hughes JP, Feng Q, et al. Condom use and the risk of genital human papillomavirus infection in young women. New England Journal of Medicine 2006; 354(25):2645–2654.
[PubMed Abstract]
9.
Chaturvedi AK, Engels EA, Pfeiffer RM, et al. Human papillomavirus and rising oropharyngeal cancer incidence in the United States. Journal of Clinical Oncology 2011; 29(32):4294–4301.
[PubMed Abstract]
10.
Gillison ML, Chaturvedi AK, Lowy DR. HPV prophylactic vaccines and the potential prevention of noncervical cancers in both men and women. Cancer 2008; 113(10 Suppl):3036-3046.
[PubMed Abstract]
11.
de Martel C, Ferlay J, Franceschi S, et al. Global burden of cancers attributable to infections in 2008: A review and synthetic analysis. Lancet Oncology 2012; 13(6):607-615.
[PubMed Abstract]
12.
Jemal A, Simard EP, Dorell C, et al. Annual Report to the Nation on the Status of Cancer, 1975-2009, featuring the burden and trends in human papillomavirus (HPV)-associated cancers and HPV vaccination coverage levels. Journal of the National Cancer Institute 2013; 105(3):175-201.
[PubMed Abstract]
13.
Collins S, Mazloomzadeh S, Winter H, et al. High incidence of cervical human papillomavirus infection in women during their first sexual relationship. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 2002; 109(1):96-98.
[PubMed Abstract]
14.
Winer RL, Feng Q, Hughes JP, et al. Risk of female human papillomavirus acquisition associated with first male sex partner. Journal of Infectious Diseases 2008; 197(2):279-282.
[PubMed Abstract]
15.
Hildesheim A, Herrero R, Wacholder S, et al. Effect of human papillomavirus 16/18 L1 viruslike particle vaccine among young women with preexisting infection: A randomized trial. JAMA 2007; 298(7):743–753.
[PubMed Abstract]
16.
Schiller JT, Castellsague X, Garland SM. A review of clinical trials of human papillomavirus prophylactic vaccines. Vaccine 2012; 30 Suppl 5:F123-138.
[PubMed Abstract]
17.
Mirghani H, Amen F, Blanchard P, et al. Treatment de-escalation in HPV-positive oropharyngeal carcinoma: Ongoing trials, critical issues and perspectives. International Journal of Cancer 2015;136(7):1494-503
[PubMed Abstract]
18.
Urban D, Corry J, Rischin D. What is the best treatment for patients with human papillomavirus-positive and -negative oropharyngeal cancer? Cancer 2014; 120(10):1462-1470.
[PubMed Abstract]
19.
Shi R, Devarakonda S, Liu L, Taylor H, Mills G. Factors associated with genital human papillomavirus infection among adult females in the United States, NHANES 2007-2010. Biomed Central Research Notes 2014; 7:544.
[PubMed Abstract]
20.
McCredie MR, Sharples KJ, Paul C, et al. Natural history of cervical neoplasia and risk of invasive cancer in women with cervical intraepithelial neoplasia 3: A retrospective cohort study. Lancet Oncology 2008; 9(5):425-434.
[PubMed Abstract]
Recursos relacionados
Vacunas contra los virus del papiloma humano
Pruebas de Papanicolaou y del virus del papiloma humano (VPH)
Significado de los cambios en el cuello uterino: Guía para la salud de la mujer
Lo que usted necesita saber sobre™ el cáncer de cérvix
Revisión: 19 de febrero de 2015
 
 

...................

 

PROGRAMA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE LA INFECCIÓN VIH/SIDA

Consejería de Salud y Servicios Sanitarios
C/ General Elorza, 32, 33001 Oviedo
Teléfono: 985 106519
Correo electrónico: todosida@princast.es
www.princast.es (en salud próxima)
Servicios: Asesoramiento
Horario: Lunes a viernes de 9 a 15 horas

UNIDAD DE INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL OVIEDO

Dra Marisa Junquera
Hospital Monte Naranco
C/ Avda. Doctores Fernández Vega, 107, 33210 Oviedo
Teléfono: 985 106900
Servicios: Asesoramiento y Atención Clínica

UNIDAD DE INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL GIJÓN

Dr José Antonio Varela
Ambulatorio de Pumarín
C/Orán 18, 33210 Gijón
Teléfonos: 985 38 92 88 985 38 90 81
Servicios: asesoramiento y Atención Clínica
Horario: a partir de las 15 horas
 
TODOS/AS SOMOS GRECIA
 
 
 
 
El histórico discurso de Alexis Tsipras (Traducido):
 
COMPATRIOTAS GRIEGOS,
 
Desde hace ya seis meses, el gobierno griego ha estado librando una batalla en condiciones de asfixia económica sin precedentes, con el fin de implementar el mandato que el pueblo nos legó el 25 de enero.
El objetivo por el que estábamos negociando con nuestros socios era poner fin a la austeridad, y permitir así que la prosperidad y la justicia social regresaran a nuestro país.
Era una propuesta por un acuerdo sustentable que respetara tanto la democracia como las leyes comúnes de Europa, y que nos condujera finalmente a una salida de la crisis.
A lo largo de este período de negociaciones, se nos ha pedido implementar los acuerdos pactados por los anteriores gobiernos mediante los Memorandums, a pesar de que estos fueran categóricamente condenados por el pueblo griego en las recientes elecciones.
Sin embargo, ni por un momento pensamos en rendirnos y traicionar vuestra confiaza.
Desafortunadamente, luego de cinco meses de duras negociaciones, nuestros socios han emitido en el Eurogrupo de antes de ayer un ultimatum a la democracia griega y a su pueblo.
Un ultimatum que es contrario a los principios fundacionales y a los valores de Europa, los valores de nuestro proyecto común europeo.
Han demandado que el gobierno griego acepte una propuesta que suma una nueva carga insostenible sobre el pueblo griego y que socava la recuperación de la sociedad y la economía griega. Una propuesta que no sólo perpetúa el estado de incertidumbre, sino que acentúa aún más las desigualdades sociales.
La propuesta de las instituciones incluye: Medidas que conducen a una mayor desregularización del mercado laboral, recortes en las pensiones, más reducciones en los salarios del sector público y un incremento en el IVA de alimentos, restaurants y turismo, mientras que elimina las exenciones tributarias de las islas griegas.
Estas propuestas violan directamente los derechos sociales y fundamentales de Europa: Demuestran que respecto al trabajo, la igualdad y la dignidad, en la mira de algunos de los socios e instituciones no existe un acuerdo viable y beneficioso para todas las partes, que no sea la humillación de todo el pueblo griego.
Estas propuestas principalmente destacan las insistencia del FMI en una austeridad severa y disciplinaria, y hacen más oportuna que nunca la necesidad de que las principales potencias europeas aprovechen el momento y lleven a cabo iniciativas que de una vez por todas pongan un final definitivo a la crisis de la deuda soberana en Grecia, una crisis que afecta a otros países europeos y que amenaza el futuro mismo de la integración regional.
COMPATRIOTAS GRIEGOS,
Ahora mismo descansa sobre nuestros hombros la responsabilidad histórica frente a las luchas y sacrificios del pueblo griego para la consolidación de la democracia y soberanía nacional. La responsabilidad por el futuro de nuestro país.
Y esta responsabilidad requiere que respondamos al ultimatum en base a la voluntad soberana del pueblo griego.
Hace poco tiempo, en una reunión de gabinete, sugerí la organización de un referendum para que el pueblo griego pudiera decidir de una manera soberana.
La sugerencia fue aceptada unánimemente.
Mañana, la Cámara de representantes será convocada de urgencia para ratificar la propuesta del gabinete de cara a un referendum el próximo domingo, 5 de julio, sobre la consulta de aceptar o rechazar la oferta de las instituciones.
Ya he informado de mi decisión al Presidente de Francia y a la Canciller de Alemania, al presidende del BCE, y mañana mi misiva le pedirá a los líderes de la UE y las instituciones extender por algunos días el actual programa de liquidez, para que el pueblo griego pueda decidir libre de cualquier tipo de presión o chantaje, como es requerido por la Constitución de nuestro país y por la tradición democrática de Europa.
COMPATRIOTAS GRIEGOS,
Ante el chantaje del ultimatum, que nos exige aceptar una severa y denigrante austeridad sin fin y sin ninguna expectativa de recuperación social y económica, os pido que respondaís de manera orgullosa y soberana, como la historia del pueblo griego lo demanda.
Ante el autoritarismo y la austeridad inflexible, responderemos con democracia, en calma y decisivamente.
Grecia, la cuna de la democracia, enviará una respuesta democrática resonante a Europa y a todo el mundo.
Estoy personalmente comprometido a respetar el resultado de vuestra elección democrática, cualquiera que sea.
Y estoy absolutamente convencido de que vuestra decisión honrará la historía de nuestro país y enviará un mensaje de dignidad al mundo.
En estos momentos críticos, todos debemos recordar que Europa es el hogar común de los pueblos. En Europa no existen dueños e invitados.
Grecia es y seguirá siendo una parte integral de Europa, así como Europa es una parte integral de Grecia. Pero sin democracia, Europa será una Europa sin identidad y sin rumbo.
Os invito a todos a demostrar unidad nacional y calma para optar por la decisión correcta.
Por nosotros, por las futuras generaciones, por la historia de los griegos.
Por la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo.
Atenas, 27 de junio, 1 am.
‪#‎WeAreAllGreek‬
Somos tan sumamente hipócritas y tan falsos y tenemos tan poca verdad encima que nos gusta creer, pensar y actuar como si nos importase algo el resto de la humanidad. Nos encontramos ahora ante la empatía elitista y el hipismo perdonavidas, el activismo cultural de, por y para la burguesía (siempre ha existido eso del ocio del burgués o del dinero para el burgués mismo o el capital), nos vamos vistiendo con lo que leemos, vemos o dicen otros pero sin atisbo de pensamiento pro...pio alguno, mucho menos crítico. Elaborando un discurso y vida perfectamente delineado de tolerancia y buenos deseos cuando el nazismo se practica a diario. Y crecen los lugares y personas que dicen destinar su vida a las grandes causas pero no quieren cerca a perro cojo alguno al lado, qué harían en caso de lepra me pregunto.... Y todos y todas queremos ser amigos y amigas de todo el mundo, en mi caso agradezco y agradeceré siempre desconocer gente y jamás he echado de menos amistad alguna porque cuando hay conjunción de almas eso no se extingue, no lo para ni la muerte misma ni la enfermedad. Y solicitamos a los demás, de un modo un otro, buscamos escondernos en los demás y en el ruido para no ver nuestra propia miseria interna, para no estar solos/as y crecer desde el único lugar posible: dentro. Y huimos de todos modos de la muerte cuando es lo único que corrobora y da sentido a nuestras vidas, porque es la cura definitiva y es nuestro único proceso democrático real, iguala, es justa al final, al menos, no siempre antes. Hablamos de amistad o de familia cuando lo que realmente nos gusta es colocar un gran ramo de flores en la tumba y leer poemas al cadáver cuando en vida no movimos ni un solo dedo. Aceptemos y reconozcamos este hecho por lo menos. Pero todo lo que queda bien hacia fuera y es escenario y es máscara nos gusta demasiado. Es tan grave esta falta de humanidad y esta cobardía y falta de alma, que sólo unos pocos/as parecemos lograr alzar la voz y ser considerados como locos/as. Bendita locura, siempre, que nos aleja del rebaño y nos conduce al centro. Felices los normales que viven en la más absoluta ceguera, pero felices los que en este mismo momento aceptaríamos la muerte de buen grado pues hemos vivido una vida absolutamente plena, a conciencia abierta y hemos dejado una semilla lúcida, humana, una huella imborrable de nuestro paso por este mundo, una huella del no daño, la no cobardía.. Una huella de nuestro verdadero rostro sin máscara alguna.
Los locos, los salvajes, los que no se dejan domesticar...
Y no me lleven flores...
Comenzamos nuevos cursos de relato con diferentes niveles, te apuntas?
 
 
 
 
 
CURSO DE RELATO I
 
•Acércate a las técnicas y recursos que debes conocer para escribir relatos: desde dónde buscar la inspiración a cómo construir buenos personajes o diálogos efectivos....
•Potencia los rasgos positivos de tu estilo.
•Tus relatos conocerán un antes y un después de este curso.
•Empieza ahora mismo.
Si te gusta escribir relatos o cuentos, con este curso y a través del trabajo continuo disfrutarás de un acercamiento preciso a las técnicas y recursos que debes conocer para escribir relatos: desde dónde buscar la inspiración a cómo construir buenos personajes o diálogos efectivos.
En el Curso de Relato 1 aprenderás a manejar los recursos propios del género a la vez que encuentras tu propio estilo. ¿Necesitas más motivos? ¡Inscríbete ahora!
Vas a escribir
Si te falta la motivación para escribir, con este curso la vas a encontrar. Recibirás seis sugerentes invitaciones para que escribas tus relatos. Y estos serán revisados de manera personal y privada por un profesor que te ayudará a ver aciertos y fallos para que avances en la búsqueda de una voz propia.
6 bloques teóricos
El curso consta de seis bloques teóricos descargables que podrás conservar al final del curso. En conjunto forman un completo manual de escritura con ejemplos y completas explicaciones que siempre podrás consultar. También dispondrás de lecturas complementarias que ilustran lo aprendido.
Empieza tu itinerario
Comienza un itinerario formativo especializado en el relato. A lo largo de tres cursos descubrirás desde los elementos y recursos básicos de la escritura a los más avanzados. Aunque complementarios, cada curso es independiente, de modo que puedes elegir por cuál de ellos quieres empezar según tus conocimientos previos y tu nivel.
Acceso de por vida
El Curso de Relato 1 dura lo que tú decidas. Desde el principio tendrás acceso a todos los materiales teóricos y a las propuestas de trabajo. Así podrás avanzar dedicando a cada tema y a cada propuesta de escritura el tiempo que necesites. Sin prisas, sin fechas de entrega, para que vayas a tu ritmo.
Además tendrás acceso de por vida. Por si necesitas consultar de nuevo los materiales para refrescar conceptos o por si quieres descargarte los recursos extra que se añaden periódicamente.
Programa del curso

TEMA 1: QUÉ CONTAR

¿Dónde nacen los cuentos? La búsqueda del tema.

TEMA 2: EL RELATO Y LA TRAMA

El argumento y sus límites. Cómo trabajar la trama. La importancia del final.

TEMA 3: PERSONAJES

Tipos de personajes. Cómo definen la acción.

TEMA 4: DIÁLOGOS

El diálogo como expresión del personaje. Su contribución a la trama.

TEMA 5: PUNTOS DE VISTA

La perspectiva y la focalización. Tipos de focalización.

TEMA 6: EL RITMO

Dosificar acción e información. Los puntos de giro.
 
 
 
CURSO DE RELATO II
 

Conoce más sobre las distintas técnicas que convertirán tus relatos en pequeñas obras maestras. Aprende todo sobre el uso del …


•Conoce más sobre las distintas técnicas que convertirán tus relatos en pequeñas obras maestras.
•Aprende todo sobre el uso del tiempo, el manejo de las atmósferas o el equilibrio entre conflicto y cambio.
•Obtén una visión clara de aquellos aspectos de tu escritura que precisan ser más trabajados.
•Apúntate ahora y empieza de inmediato.
Si ya has realizado el Curso de Relato 1 o por tu nivel consideras que el temario de este curso se adapta más a tus intereses, el Curso de Relato 2 te ayudará a continuar mejorando tus textos cortos.
Si eres de los que no encuentra nunca tiempo para escribir, este curso te vendrá de maravilla porque sus propuestas de escritura están pensadas para motivarte a escribir. Y al tiempo, aprenderás nuevos recursos para hacer de tus relatos piezas magistrales. ¡Apúntate ahora!
Metodología
En cuanto realices la inscripción, tendrás acceso inmediato a todos los materiales del curso. Empieza a leer las lecciones teóricas dedicando a cada una el tiempo que necesites. Por cada lección deberás realizar una propuesta de escritura: trabaja en ella hasta estar satisfecho. Si tienes dudas sobre cualquier aspecto, no dejes de consultar a tu profesor, estará ahí siempre para ayudarte.
Cuando hayas terminado tu propuesta de escritura, entrégasela a tu profesor. Él te la devolverá con revisada a los pocos días y con sus comentarios podrás analizar errores, descubrir fortalezas y, sobre todo, verás mejorar tu escritura.
Además, también dispondrás de foros y lecturas complementarias.
Qué vas a aprender
El uso del tiempo, el manejo de las atmósferas o el equilibrio entre conflicto y cambio son algunos de los temas en que se incidirá a lo largo del curso. Tendrás acceso a seis temas teóricos que podrás descargar y conservar. Además, cada tema se complementa con una propuesta de escritura que te ayudarán a interiorizar lo aprendido.
Correcciones individuales
Como en todos nuestros cursos, en el Curso de Relato 2 tienes a tu disposición un profesor que revisará de forma personal y privada cada uno de tus textos para evaluar tus progresos, señalándote aquellos aspectos de tu escritura que precisan ser más trabajados o aquellos que debes aprender a destacar.
Resultado
El resultado de realizar este curso es que no solo aprenderás técnicas de escritura o a manejar los elementos habituales que conforman un buen relato, sino a conocer y potenciar tu estilo y tu proceso de escritura. La mayoría de nuestros alumnos repiten la experiencia: por algo será.
Acceso de por vida
El Curso de Relato 2 te permite elegir tus propios horarios sin por ello perder la atención personalizada de tu profesor. El curso está pensado para que avances a tu ritmo, ya que puedes acceder desde el primer momento a todos los materiales para que avances a la velocidad que quieras. Así que la duración del curso la decides tú.
Además tendrás acceso de por vida. Por si necesitas consultar de nuevo los materiales para refrescar conceptos o por si quieres consultar los recursos extra que se añaden periódicamente.
Programa del curso

TEMA 1: EL TONO

Qué es. Cómo trabajarlo.

TEMA 2: EL TIEMPO

Tiempo del relato y tiempo de la historia. Principales anacronías.

TEMA 3: AMBIENTACIÓN

Escenarios. Paisajes. Atmósferas.

TEMA 4: CONFLICTO Y CAMBIO

Qué son. Tipos de conflicto. Su importancia como motores del relato.

TEMA 5: LOS ENTRESIJOS DE LA ACCIÓN

Captar el interés y ser original. Elementos de una trama eficaz.

TEMA 6: LA MUSICALIDAD DEL TEXTO

Frases, palabras, pausas. Elementos que contribuyen a la musicalidad.
 
 
 
 
CURSO DE RELATO III
 

 
Profundiza sobre aspectos avanzados de la escritura de relatos. Conoce los recursos que, pudiendo pasar desapercibidos en un nivel más …

•Profundiza sobre aspectos avanzados de la escritura de relatos.
•Conoce los recursos que, pudiendo pasar desapercibidos en un nivel más básico, son fundamentales para lograr un impacto total en tus cuentos.
•Afianza tu propio estilo.
•Empieza hoy mismo.
El Curso de Relato 3 pone el punto final a nuestro itinerario formativo dedicado al cuento. Este curso completa y cierra los Cursos de Relato 1 y 2, pero también puedes hacerlo de forma independiente si por tu nivel o intereses consideras que el temario se adapta tus necesidades.
Se trata de un curso para expertos, donde aprenderás cómo manejar ciertos elementos y detalles que convertirán tus relatos en los de un escritor profesional. Y siempre con las revisiones personales y privadas de tu profesor. ¡Empieza ahora!
Metodología
En cuanto realices tu inscripción tendrás acceso a todos los materiales del curso: seis lecciones teóricas y seis propuestas de trabajo, además de foros y lecturas complementarias.
Lee cada bloque teórico tomándote el tiempo que necesites. A continuación, empieza a trabajar en la propuesta de escritura correspondiente a esa lección. Si en cualquier momento tienes dudas o necesitas aclaraciones complementarias, tu profesor estará a tu disposición.
Cuando hayas escrito el relato correspondiente a una lección, envíaselo a tu profesor. A los pocos días, este te lo devolverá. Sus comentarios te ayudarán a saber cómo aplicar mejor los recursos vistos para que aprendas a mejorarlos con solvencia, al tiempo que mejoras tu proceso de escritura.
Qué vas a aprender
Este es un curso de profundización en el que trabajarás sobre aspectos muy concretos del relato breve, haciendo hincapié en aquellos temas que pueden pasar desapercibidos en un nivel más básico, pero que son fundamentales para lograr un impacto total en tus cuentos.
Vas a escribir
Al inscribirte en el curso, asumes el reto de escribir seis relatos. Tendrás acceso a seis propuestas de escritura ideadas para que practiques los diferentes aspectos teóricos vistos. Con ellas además dejarás atrás el miedo a la hoja en blanco y encontrarás nuevas motivaciones para escribir porque vas a descubrir todo tu potencial como escritor.
Correcciones individuales
Las revisiones de tus relatos por parte del profesor siempre son individuales y privadas: eso te asegura que te van a ayudar a comprender cómo aplicar en tus relatos los recursos vistos, pero también a afianzar tu propio estilo.
Acceso de por vida
El Curso de Relato 3 está pensado para que lo hagas a tu rimo. No tiene una duración determinada, sino que tú mismo decides el ritmo al que quieres avanzar y el tiempo que quieres dedicar a cada uno de los seis bloques teóricos y a cada una de las seis propuestas de escritura. Tendrás acceso a todos los materiales desde el principio para que seas tú quien gestione tu tiempo y la duración del curso.
Además tendrás acceso de por vida. Por si necesitas consultar de nuevo los materiales para refrescar conceptos o por si quieres consultar los recursos extra que se añaden periódicamente.
Programa del curso
 
TEMA 1: ASPECTOS DE REALIDAD EN EL PERSONAJE
Caracterización y discurso del personaje en el relato.
 
TEMA 2: ASPECTOS DE LA REALIDAD EN EL ESPACIO Y EN EL TIEMPO
Conquistar un espacio literario: realidad o fantasía. Verosimilitud y simbolismo.
 
TEMA 3: LA DOSIFICACIÓN DE LA INFORMACIÓN
Contar, resumir, escenificar. Fallos comunes y cómo evitarlos.
 
TEMA 4: LA DOCUMENTACIÓN Y EL GAZAPO
Necesidades de información. Dónde buscar. Aspectos concretos.
 
TEMA 5: TÉCNICAS NARRATIVAS
Cuáles son las principales técnicas narrativas.
 
TEMA 6: EL RELATO METALITERARIO
Qué es y cómo escribirlo.
 
 
 
 
EN TORNO A LA DESFEDERACIÓN DE IZQUIERDA UNIDA COMUNIDAD DE MADRID (IUCM)
Inés Illán
Me duele, pero lo diré: me resulta incomprensible la “Desfederación” de IUCM, decidida por la plana mayor de IU, acosada sin piedad y justificadamente aturdida. Tengo entendido que la sentencia supone la extradición de 5.000 militantes con el agravante de humillación: obliga a la solicitud individual de reafiliación. Se introduce así una nueva división (“los hundidos y los salvados”) en el seno de la organización. El mantra de moda “unidad popular” actúa como  PeCecito rémora en una Izquierda Unida,  descoyuntada por la fuerza de las cosas y por obra y gracia de la pandemia  neopensamental  y su tramoya  de ilusiones volátiles 2.0.
 ”Cui prodest?” ¿A quiénes o a qué beneficia esa milagrosa “purga de Benito”, tan amarga y desmoralizante?, ¿en cumplimiento de qué deberes políticos, de tinte no precisamente erasmista?, ¿en virtud de qué imperativos categóricos se toma una decisión que actúa contra deshechos por la historia y ahora desechos de la memoria?, ¿controlar el pasado para anular el futuro? o  ¿será cosa de Némesis, hija de la Noche, encargada de la venganza de los dioses sobre los mortales, por su desmesura? Pero ¿cuál ha sido la “hybris”, la desmesura de la militancia de IUCM? La justicia de los dioses es impenetrable y apabullante el poderío y la influencia de Redes y Medios de Comunicación que hacen y deshacen principios y creencias, especialmente en guerra (la OTAN vigila) y cuando los monstruos amables circulan a sus anchas, reclutando sonrisas de cambio. Habrá que admitir que la alienación, con su cohorte de miedos y sumisiones, ha conseguido asaltar los cielos de los antiguos dioses, cegándoles con  destellos de luces y oscuridades del sentido común; aturdiéndoles con el sonsonete de mantras y significantes vacíos, aptos para ser rellenados, a gusto del consumidor y coloreados como los cuadernos infantiles. Pobres dioses,  desahuciados por los mortales.
Por aquí abajo, da la impresión de que la alienación, “empoderada”, ha tomado por asalto a  IU, afectada también por la plaga emocional retransmitida por el ultraprogresismo de un movimiento nacional-popular y por el hambre caníbal de un “cambio” conservador fitness, que bufa por dominar la escena, el patio de butacas y ¡el anfiteatro!, para echar a los de palco.
Pero ¿qué se pretende ganar con esa reprobación de la IUCM? Enchufarse a una máquina electoral ¡cuesta 5000 militantes! ¿Es un precio justo? O ¿será que esos militantes son  “casta de intocables” que no sirven, ni valen, porque no tienen títulos ni acciones en los parquets  del fundamentalismo democrático, penúltimo truco del fascismo amable?; ¿será que en IUCM hay luchadores que, en tiempos de mudanza, se resisten, con firmeza estoica, a ser activados por unas élites pensantes con creatividad electoral, que instan a participar en el gran baile gatopardiano de San Vito  de unas multitudes hiperactivas, cronometradas por expertos en relojes locos? Me pregunto: ¿habrá olvidado Izquierda Unida la diferencia entre valor, precio y ganancia; entre progressus y regressus dialéctico; entre moral pública y dermoestética política, tapalotodo?
Contemplo la “actio” desfederativa desde fuera, sin conocer bien las reglas del juego. Pero “viejuna” de otra época, declaro que, si no se reconsidera y revoca esa decisión de arbitristas; si el veredicto (¿maledicto?) se ejecuta, IU podría dejar de existir  para mí como punto de referencia, tambaleante como junco; desde luego, reconsideraría mi opción y tentación de voto, una tentación en la que ha sido costumbre mía caer, sin cerrar ojos, “sin taparme la nariz” como los exquisitos, sin hacer oídos sordos. Quizás porque me han gustado siempre  los olores fuertes, el buen ver y el escuchar las verdades del barquero, las de Agamenón y sus porqueros e incluso de los faunos que andan sueltos por  montes, bosques y collados (faunos, sí; monstruos amables, no). Resumiendo: no me gusta del todo lo que está pasando y eso que, según lenguas de cuerpos deshabitados y almas en pena de ilusiones, es muy prometedor de Edenes democráticos incorruptos e ¡incorruptibles!
Creo que habría que impedir que, a instancias de un síndrome supermegademocrático, sinsustancia y suicida, se intente borrar la memoria, la atención al otro, el valor y la conciencia de clase, que ha sostenido y marcado a una militancia firme y abierta, incluso en sus tropiezos y desorientaciones. Lo bueno de IU es que, cuando se equivoca y mete la pata, es muy fácil saber por qué. IU se transparenta, desde mucho antes de la moda de la “transparencia”.
 La ponzoña neoliberal ha infectado la razón de todo hijo e hija de vecino, a mayor gloria de Ernesto Laclau, de sus apóstoles y del bipartidismo de cuatro patas (¡el tablero!). Cosas del “sentido común” ciudadanil y desclasado. Pero eso no significa que la izquierda (unida, hundida, azotada, ninguneada,  atolondrada) tenga que darse por vencida en su inteligencia de clase, ni que sea ineludible tragarse la cicuta para consumar un suicidio inducido. La infección tiene tratamiento desintoxicante. La cicuta, incluso de la especie suavecita cultivada en los jardines circulares podemositas, una vez tragada, sus efectos intravenosos son irreversibles.
Será cosa de las morales de la historia, pero el  hecho es que, tirando la casa por la urna, se ha conseguido desconcertar a IU y atar de pies y manos a Cayo Lara, haciéndole tragar sapos y culebras ¿también la cicuta? Y, el colmo ¿la tragaría a contraconciencia, convirtiéndose Cayo en la versión postmoderna o epipodemiológica de un Séneca estoico o en trasunto de aquel Sócrates que acepta la condena por obediencia debida a las leyes de su ciudad, a sabiendas de que son injustas e incluso descabelladas?
Estoy fuera de lugar. Lo reconozco y me hago cargo. Que la bola de nieve o de fuego siga rodando.  Por mi parte y en compañía de mi irresistible “viejuneidad”, me quedo en y con mi problema que, como es sabido, significa “baluarte”, “reparo” y  “refugio” y también persona o grupo que sirve de tapadera y que aparece  como responsable. Es ya un lugar común, una centralidad muy frecuentada, que IU “es” el problema, las vocales virginales necias, responsables de que la izquierda no haya alcanzado el poder, ni siquiera el “sorpasso” (¡qué vieja obsesión con el poder!, ¿y qué hay de la autoridad?)  ¿Qué hacer con el “problema”? Muy sencillo: reducir a escombros el baluarte, porque “¡cuando se van a enterar de que no queremos izquierda!” –dice el sentido común. Y, al habla, Santiago Alba:
 “Voy a decir una barbaridad, pero a veces tengo la impresión de que la “gente” está demandando mucho menos la unidad de la “izquierda” que su desaparición. Lo que abrió Podemos fue justamente el espacio donde la “izquierda” puede y debe desaparecer…para poder por fin aplicar sus programas. Lo que no sirvió en el pasado mucho menos puede servir tras la irrupción de Podemos”.
Ahí queda la lógica emocional podemosita: ¡Izquierda! ¡fuera! ¡A las catacumbas!                                                                                                     
   ¿La   izquierda era levadura para hacer masas de miga buena? ¿Se equivocó la paloma? ¡Y yo qué sé! ¿Podemos qué? ¿Ganar qué? ¿tragar la cicuta? Ni loca. Pero, si un día, un suponer…la especie de cicuta la elegiré yo y, al grito de  “¡NON SERVIAM!”!,  glú, glú,glú. Adiós.

 

 
 

La voz de la mujer ha sido silenciada durante siglos, reducida, por tanto, a un leve murmullo infinito cuyo eco tan sólo alcanzaba el desierto, la nada, las zonas más áridas, despobladas. La mujer ha sido sitiada por paredes y muros invisibles, objeto de un lúcido programa bien elaborado para que el rol masculino imperase con todas sus consecuencias. Objeto que incomoda, que se considera inútil, innecesario, relegado a las funciones más básicas de procreación o servi...dumbre absoluta hacia el hombre o la familia (núcleo primordial para el que muchos creen aún hoy día la mujer sido creada). Necesario entonces dar voz a aquellas que tras la lucha - una vez conquistada esa “habitación propia” de la que Virginia Woolf nos hablaba- deciden hablar alto y claro, mostrar al mundo su talento y atravesar ese círculo permanente que nace con la vocación de mantener atadas nuestras manos y nuestras cuerdas vocales.
Voces en el desierto es un pequeño muestrario de lo que la voz de la mujer actual nos ofrece desde distintos lugares, estilos, modos y formas. Diferentes voces que se unen para dar testimonio de vidas reales o ficticias de las que aprender una valiosa lección y que demuestran que la mujer no es moneda de cambio ni ha sido vencida, que todos estos años han fortalecido su espíritu, han afilado su intuición, su visión lúcida, única, de la realidad, hasta convertirse en testigo de excepción de la historia de la humanidad y de lo que hoy, aquí y ahora, nos ocurre, nos afecta, nos explica.
Mujeres complejas e hirientes como Flannery O’Connor, de pluma delicada y sin embargo contundente como Ann Beattie, de visión extremadamente clara, casi visionaria, con precisión y habilidad irrepetibles como la de Chantall Maillard, osadas, que describen de forma descarnada la realidad, sin temor a la palabra, como nos muestra Elfriede Jelinek, mujeres que han narrado el horror como Zofia Nalkowska, que se atreven a nombrar y describir lo impronunciable, lo oscuro, aquello que se esconde, como Alicia Erian, descubrimientos recientes como la extraordinaria voz de Ornela Vorspi o una mujer tan mágica e interesante, Fátima Mernissi, cuyo relato nos revela algunos de los secretos de las mujeres de su país que tejen infinitos mosaicos, metáfora perfecta para definir este libro, esta propuesta: ese tejido que une las voces de las mujeres del pasado y el presente, que convierten el desierto al que fueron exiliadas en oasis para que el eco de sus voces alcance el mundo entero. La pared se rompe, el muro cae, las voces en el desierto siguen el rumbo del viento…
 
ANA VEGA
 
 
http://edicionestrabe.blogspot.com.es/2015/04/cantar-en-el-desierto.html
 
"Las circunstancias no son rígidas ni inflexibles; si lo son, sin embargo, nuestros hábitos"

 "Creo firmemente en la simplicidad"

 "Sondeemos la tierra para ver hacia dónde se extienden nuestras principales raíces. Me basaré siempre en hechos"

 "Si busca persuadir a alguien de que hace mal, actúe bien. Que no le importe si no le convence. Los hombres creen lo que ven. Consigamos que vean"

 "No permita que los periódicos tomen posesión de nuestra vida"

 "Los pensamientos marcan las épocas de nuestras vidas; todo lo demás es el diario de los vientos que soplaban mientras estábamos aquí"

 "Si de forma plenamente consciente hubiera de unirme a las filas de algún partido, escogería aquel que mayor libertad ofrezca para el pensamiento"

 "No basta con que seamos sinceros: debemos proponernos y llevar adelante altos propósitos por los cuales ser sinceros"

 "Calentemos el espíritu realizando acciones nobles, no buscando innoblemente el aplauso y la admiración de aquellos que no son mejores que nosotros. La disciplina social y espiritual debe corresponder con su disciplina corporal"

 "Tanto si el hombre pasa los días en éxtasis o abatido, debe esforzarse por realizar alguna obra que sirva de testimonio, tal como la carne y los huesos dan testimonio de él. Estamos por encima de la dicha que experimentamos"

 "Encuentro, como siempre, muy poco beneficioso tener mucho que ver con los hombres"
"Un hombre dedicado a sus asuntos sería el blanco de todas las miradas"

 "!Sea valiente! Es lo más importante"

 "El monstruo nunca se encuentra allí donde creemos que está. Lo realmente monstruoso es nuestra cobardía y nuestra indolencia"

 "Ser admitido en el corazón de la naturaleza no cuesta nada. Nadie está excluido, excepto quien se excluye a sí mismo. Tan sólo ha de descorrer el visillo"

 "No debemos dejar de señalar las cumbres, aunque la multitud no ascienda a ellas. Utilice a toda la sociedad que pueda asistirle"

 "Es cuando volvemos a casa cuando realmente hemos coronado la montaña"

 "Todos los médicos coinciden en que sufro falta de sociabilidad. Nunca hubo un caso como el mío. Primero, no tenía conciencia de sufrir. Segundo, como diría un irlandés, pensaba que sufría una indigestión de sociedad"
 
"Para que las montañas se desplacen, viva en casa como un viajero"

 "A mi parecer, estamos siempre al borde de un precipicio, aun cuando nuestros cuerpos caminen tranquilamente por las calles de Worcester"

 "En definitiva, hay que sacar adelante dos granjas a la vez: la granja en la tierra y la granja en la mente"

 "Toda búsqueda y toda aspiración es un instinto con el que la naturaleza se alía y coopera, y por tanto no es vano. Pero !ay!, la desesperación y la tendencia al abandono también son instintos. Estar activos, bien, felices, implica una extraña valentía"
 
 
Cartas a un buscador de sí mismo, Henry Thoreau

 
 
Ahora también podrás leer mis relatos en inglés en:
 
 
 
 
 
 
 
 
SOBRAN LAS PALABRAS. EXTERMINIO.
La austeridad no es hoy en día un simple instrumento de política económica al que se tenga que recurrir para superar una dificultad temporal, coyuntural, con el propósito de permitir la reanudación y el restablecimiento de los viejos mecanismos económicos y sociales. Esta es la forma en que los grupos dominantes y las fuerzas políticas conservadoras conciben y presentan la austeridad, pero no es así para nosotros. Para nosotros, la austeridad es un medio para oponerse con radicalidad y sentar las bases para la superación de un sistema que ha entrado en una crisis estructural y de fondo, no coyuntural, de un sistema cuyas características distintivas son el derroche y el despilfarro, la exaltación de los particularismos y del individualismo más desenfrenado, del consumismo más insensato. La austeridad significa rigor, eficiencia, seriedad y significa justicia; es decir, lo contrario de todo lo que hemos conocido y sufrido, y que nos ha llevado a la crisis gravísima cuyos estragos hace años que se acumulan y que en la actualidad se manifiesta en Italia en toda su dramática dimensión.

 E. Berlinguer, “Austerità. Occasione per trasformare l’Italia”, 1977. Cita en: “Mientras tanto”, nº 117, año 2012

 Enrico Berlinguer, secretario general del Partido Comunista Italiano (PCI) entre 1972 y 1984, lanzó, en plena crisis del petróleo, la idea de la austeridad como respuesta. No era concebida como un simple instrumento de política económica para la ocasión, sino que se anclaba en el ejercicio público y privado de otros conceptos como el rigor, la justicia, la eficiencia y la seriedad. Era una visión de un nuevo modelo de producción y de producir. Después de 40 años, los poderes económicos y sus edecanes, los políticos, lanzan la consigna de poner en marcha mecanismos y medidas de austeridad para abordar la crisis. Sin embargo, las diferencias con el discurso berlingueriano son abisales. Lo que ahora se está aplicando no es sólo un fortísimo recorte de derechos sociales, sino un nuevo modelo de relación capital-trabajo que nos retrotrae a la época del capitalismo manchesteriano.
La austeridad es una manifestación de la racionalidad en cuanto al uso de los recursos, la aplicación de los mismos a las necesidades inherentes al desarrollo personal y colectivo y su reposición en aras del equilibrio ecológico.
La austeridad es incompatible con unas fuerzas económicas y financieras totalmente desligadas y ajenas a las decisiones de los poderes públicos y de los pueblos que, en última instancia, los sostienen. Y en establecer una correcta y coherente adecuación entre medios, resultados y fines en orden a objetivos que generalicen la aplicación de los derechos humanos estriba el concepto eficiencia, hijo de la austeridad.
Pero hay en todo esto una notable diferencia entre la austeridad como virtud práctica capaz de instalar la justicia y la degradación actual del concepto: el rigor del discurso, la claridad y precisión de los términos, la justeza de las propuestas y la ausencia de demagogia electoralista.
Los conceptos y las palabras también precisan de la austeridad.

 Julio Anguita