Gracias a Jesús Ordovás, siempre, desde el océano...

Llegará, llegará la tormenta que anuncie el cielo...






DYLAN